Ciencia y Tecnología

No pierdas los mensajes de WhatsApp aunque cambies de celular

Comprar nuevo teléfono suele ser una experiencia que ilusiona en cierta medida, pero también algo molesta por lo que supone volver a darse de alta en las aplicaciones que teníamos en el anterior equipo.

Si se tiene en cuenta el uso que le damos a los servicios de mensajería, instalar WhatsApp en un nuevo teléfono es un proceso que querremos completar lo antes y lo mejor posible.

En principio, lo único que hay que hacer es descargar la aplicación en el nuevo terminal e introducir el número de teléfono en la pantalla que lo solicita. Esto hará que se envíe un mensaje de texto con un código de verificación que se debe introducir en la siguiente pantalla.

Todo esto se hace con el fin de verificar que el nuevo dispositivo está asociado al viejo teléfono (el número) y que no se trata de un ataque en el que alguien intenta conseguir acceso a la cuenta de WhatsApp de otra persona. Por lo tanto, este código no se debe compartir nunca. La aplicación jamás pedirá este tipo de claves en una conversación, sino tan solo en pantallas dentro del propio sistema.

Una vez hecho esto se activará la cuenta en el nuevo dispositivo. Si se trata de uno con el mismo sistema operativo (es decir, si se pasa de iPhone a iPhone o de Android a Android, independientemente del fabricante) es posible conservar el historial de mensajes, pero éste no se puede recuperar si la migración se hace de un sistema operativo a otro distinto.

En cualquier caso, es posible que se pierdan algunos días de información, pues el teléfono solo podrá recuperar los datos desde la última copia de seguridad. En Android ésta se almacena en Google Drive, por lo que es necesario utilizar la misma cuenta en el nuevo teléfono.

Para establecer la frecuencia con la que se realiza la copia de seguridad hay que entrar en Ajustes, Chats y finalmente Copia de seguridad. Dentro es posible realizar una de forma automática (pulsando en Guardar) y seleccionar la periodicidad de las automáticas. Es posible no hacerlas nunca, solo de forma manual o elegir entre diarias, semanales y mensuales.

También es posible conservar una cuenta si se cambia el número de teléfono, aunque hay que hacerlo antes de perder por completo el acceso al antiguo y cuando ya esté disponible el nuevo equipo, que además debe tener acceso a Internet.

Primero hay que abrir WhatsApp en el teléfono viejo y acceder a Cambiar número, que se encuentra en el apartado Cuenta de los ajustes. Ahí hay que introducir el número actual en el espacio del número antiguo y el nuevo en el espacio reservado para él.

Después es necesario completar un proceso de verificación. Aunque no es imprescindible, la compañía aconseja guardar los chats de forma manual en Google Drive siguiendo los pasos anteriormente mencionados.

Tras hacer esto hay que abrir la aplicación en el nuevo teléfono y verificar el número que se quiere utilizar (es decir, el segundo). Si se ha guardado la copia de seguridad es el momento de restaurarla.

Es recomendable avisar a los contactos del cambio, ya que es muy posible que el operador recicle el número y se lo entregue a una nueva persona más adelante, si bien la cuenta se borra automáticamente al realizar este proceso.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados