Policiales

‘Mai’ Bustos ya se encuentra en el Instituto Penitenciario para cumplir perpetua

Mató a su bebé de 9 meses y se tiroteó con policías cuando se fugaba, donde murió un efectivo. Lo atraparon en Chile y fue extraditado. Ahora cumplirá condena perpetua en el Instituto Penitenciario ubicado en la ruta 3.

Esta tarde se concretó el traslado de Cristian «Mai» Bustos al Instituto Penitenciario ubicado en la Ruta 3 entre Madryn y Trelew.

Con una férrea custodia a cargo de la División de Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones, Fuerzas de Operaciones Especiales, llegó hoy al penal quien fuera detenido en septiembre del 2015 en Chile, en el establecimiento Villa Santa Lucía, ubicada a 100 kilómetros de Palena.

Allí Bustos estaba escondido en el lugar con una identidad falsa. Una vez que fue interceptado, Bustos disparó contra la Policía e hirió al efectivo Montero de las Fuerzas de Chile, a quien el proyectil le impactó en su crucifijo personal lo que le permitió salvar -milagrosamente- su vida, recordó el subjefe de la Policía, Néstor Gómez Ocampo

Bustos llegó al territorio provincial para que cumpla la condena por la muerte de su propio hijo y para enfrentar el proceso por el trágico crimen del efectivo policial, Tito Roberts.

En los próximos días se informarán las fechas de las audiencias en las causas judiciales.

EL PERFIL DE BUSTOS

Cristian «Mai» Bustos nació en Trelew el 9 de julio de 1981 y fue condenado a cadena perpetua por ser encontrado autor material y penalmente responsable del delito de ‘homicidio calificado por el vínculo’ -en el 2007- contra su hijo Eric (un bebé de 9 meses), al que le fracturó la espina dorsal mientras estaba a su cuidado.

En 2007, logró huir de la Comisaría de Corcovado, cuando aún la condena no estaba firme y cumplía prisión preventiva.

Más adelante, el 8 de marzo de 2009, la Policía de Chubut intentó recapturarlo en un enfrentamiento en el que murieron dos personas, entre ellos Tito Roberts, a quien se recuerda permanentemente en los homenajes institucionales.

Según lo que pudo reconstruir la Justicia, cuando los policías llegaron al sector se encontraron con tiradores apostados a unos 50 metros de distancia, quienes dispararon contra el policía Tito Roberts, impactando con un proyectil calibre 22 en su frente y causándole la muerte.

Prácticamente al mismo tiempo Luis Cañumir, también empleado policial, recibió un balazo en su abdomen, poniendo en serio riesgo su vida. Así se inició un tiroteo en el que perdió la vida uno de los jóvenes encapuchados, otro menor de edad recibió un disparo de arma de fuego, y un tercero fue impactado en una pierna.

De allí logró escaparse, pero no actuó solo aquel día. Con él se encontraba su hermano Daniel, quien hoy está alojado en la comisaría de Gualjaina cumpliendo una condena de perpetua.

Tras aquel enfrentamiento se mantuvo prófugo hasta que fue apresado en Chile, luego de un tiroteo con policías de Interpol en septiembre de 2015.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados