Curiosidades

Llevó a su hijo al médico más de 300 veces por enfermedades inexistentes y terminó presa

El menor fue sometido a 13 cirugías entre 2009 y 2016. Le pusieron una sonda de alimentación, utilizó un dispositivo de oxígeno y hasta una silla de ruedas.

Una mujer fue condenada por haber fingido que su hijo tenía una grave enfermedad, y hacerlo pasar por una serie de operaciones innecesarias durante los primeros 8 años de su vida. El hecho ocurrió en Estados Unidos.

El padre del menor había alertado sobre lo que pasaba con el pequeño y ahora la justicia le dio la razón. Kaylene Bowen-Wright, de 35 años, sometió a su hijo Christopher Bowen, quien actualmente tiene 10 años, a un sinfín de visitas médicas – la investigación que se realizó se trató de 323 veces exactas- y fue operado 13 veces entre 2009 y 2016.

Además, le pusieron una sonda de alimentación, utilizó un dispositivo de oxígeno y en algunas ocasiones, hasta una silla de ruedas, según consignó el medio Fort Worth Star-Telegram.  Una denuncia de parte de los Servicios de Protección Infantil dejó al descubierto el accionar de la mujer.

Todo ocurrió en distintos hospitales en Dallas y Houston. Ante estas irregularidades, el padre del nene Ryan Crawford, inició hace dos años también una demanda contra su expareja para obtener la custodia de su pequeño. Asimismo, siempre se mostró escéptico de que su éste estuviera enfermo.

El viernes 11 de octubre de 2019, la madre fue sentenciada a 6 años de prisión tras declararse culpable.

“Ella siempre decía que Christopher estaba enfermo. Todas las semanas, todos los meses. Siempre decía: ‘Algo está mal. El tiene esto. Él tiene eso”, relató el hombre al mencionado medio una vez que se conoció la sentencia.

La mujer afirmaba que su hijo tenía cáncer, un trastorno genético y convulsiones, entre otras dolencias. La ahora condenada a su vez, llevó más lejos aún su engaño y organizó una serie de eventos para recaudar fondos y poder tratar la salud del menor. Un rol importante en todo esto fue el de los hospitales donde atendían al chico.

Una médica del Children’s Medical Center en Dallas, llamada Suzanne Dakil, declaró en el juicio y sostuvo que el nene parecía más saludable de lo que afirmaba su madre y que los tratamientos innecesarios en realidad habían causado complicaciones médicas.

Los medios locales de Texas vincularon el comportamiento de esta mujer con el síndrome llamado Munchausen por poder, en el que una persona falsifica la enfermedad de otra persona y busca tratamientos innecesarios para ella.

Marc Feldman, un miembro distinguido de la Asociación Americana de Psiquiatría explicó al mencionado medio su visión sobre este caso: “La madre no solo busca atención y simpatía, sino también beneficios del gobierno, apoyo por discapacidad, medicamentos. Pueden estar detrás de una gran cantidad de ganancias tangibles, así como la atención “. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados