Esquel

Estudiantes Autoconvocados aseguran que la toma de escuelas es “pacífica” y no hay impedimentos para la inscripción al ciclo lectivo 2020

Integrantes de la Asamblea Permanente de Estudiantes Autoconvocados que desde hace más de 45 días mantienen la ocupación del edificio de Supervisión de Escuelas Región III, en conferencia de prensa, desmintieron los dichos recientes de los supervisores y aseguraron que su presencia no es un obstáculo para las inscripciones al ciclo lectivo 2020.

Cuestionaron a las autoridades por la falta de convocatoria a una “instancia de mediación” y ratificaron la intención de “mantener la medida hasta tanto se garanticen las condiciones para una educación pública de calidad”.

Marco Nahuelanca arrancó diciendo que “la ocupación es pacífica y como tal, las puertas siempre están abiertas para que los supervisores puedan trabajar tranquilamente”. De esta manera “queremos desmentir esto que quisieron implantar en la sociedad de que esta imposibilitada la inscripción de los pibes por la ocupación: el edificio está ocupado pero las puertas están abiertas y los estamos esperando”.

El estudiante que hizo ayer de vocero señaló, “nos quisieron hacer responsables de algo que no es así. Ellos se han acercado en varias oportunidades a buscar carpetas e insumos, hay buen diálogo y por eso nos generó sorpresa el comunicado que difundieron y las manifestaciones a la prensa”.

Por su parte, Laura García, se mostró preocupada por las versiones que hablan de un posible desalojo de los edificios tomados. “Estamos preocupados por los rumores pero concientes de que nos cuidamos entre nosotros: Sabemos que el gobierno no tiene ningún tipo de problema en ejercer violencia contra el pueblo, lo hemos visto en varias ocasiones, pero nosotros vamos a seguir con esta ocupación pacífica”.

También manifestó, “sabemos que hay una necesidad de ponernos en un lugar malo ante la sociedad, de que la gente crea que somos culpables de esta crisis, cuando en realidad no tenemos la culpa del conflicto. Hay periodistas que dicen que se puede reprimir y no se necesita una mesa de diálogo, retrotrayéndonos a épocas muy feas de la Argentina que no se tienen que repetir. Estamos luchando por derechos que fueron conquistados en épocas arduas”, así lo detalló el chubut.

Desde la toma “nosotros seguimos dispuestos a una mesa de diálogo con el ministro, autoridades o con los supervisores. Queremos remarcar que el edificio está más que habilitado para las inscripciones, solo faltan los supervisores. Nos extraña, y más a mí como estudiante de la 735, que los supervisores se preocupen ahora por haberse quedado sin un lugar de trabajo, cuando sí lo tienen y sino tienen uno alternativo. Cuando en su momento no mostraron preocupación por la situación de la escuela 735, donde la hemos pasado tan mal y lo que se logró fue por la fuerza popular y el movimiento de los estudiantes y la comunidad educativa. Sabemos todos nosotros que hemos venido a reclamar siempre a Supervisión y no nos han dado respuestas, y que ahora nos quieran poner en este lugar es muy triste”.

SIN DIALOGO 

“Los supervisores no nos llamaron para hablar –señaló Nahuelanca-, no hemos tenido contacto con el intendente de Esquel o con el intendente de Trevelin, ni con ningún funcionario de provincia. Sería grato concretar la mesa de mediación de la que habló la supervisora Silvia Rodríguez, para dialogar y no negociar, porque la educación no se negocia.

Tenemos que dialogar porque necesitamos que las escuelas estén en condiciones y políticas para garantizar la educación de todos y todas. Las y los supervisores hablan de que las escuelas están en condiciones, cuando su propio lugar de trabajo tiene secretarías que funcionan en baños, con matafuegos vencidos”.

RESPUESTA PÚBLICA

Seguidamente,  los voceros de la asamblea estudiantil dieron lectura a una “respuesta pública” en relación a los recientes comunicados y entrevistas llevadas a cabo por los supervisores.

“No entendemos en qué momento creyeron que estas puertas se encontraban cerradas, cuando fueron ellos quienes por voluntad propia, como consta en actas, decidieron abandonar este espacio en el cual convivimos los primeros 17 días de esta ocupación pacífica y que, luego de esto, en reiteradas ocasiones ingresaron al establecimiento sin ningún tipo de obstáculo a buscar insumos de trabajo. Nos es importante aclarar que durante esos primeros días nunca se impidió el normal desempeño de sus funciones en las instalaciones, siendo que, en el respectivo horario de trabajo solo nos encontrábamos, como máximo, cinco personas, en el hall de entrada y que el edificio siempre lo recibieron en las condiciones óptimas”.

Aseguraron que “el abandono del edificio se dio bajo el siguiente contexto, estábamos en presencia de un paro nacional convocado a raíz del fallecimiento de las docentes Jorgelina Ruiz y María Cristina Aguilar, días en los cuales ellos pretendieron trabajar como si nada hubiese sucedido, al cual decidieron desestimar al punto tal de ni siquiera tener el gesto de colocar la bandera a media asta por duelo. Es frente a esta situación, que accionamos en conjunto para expresar nuestro malestar manifestándonos en el exterior del edificio concentrándonos al clamor de “paro nacional” sin faltar el respeto en ningún momento y sin acceder al edificio”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados