Curros

Empieza el juicio contra “Chito” Alarcón

El exjefe de ceremonial de la provincia está imputado por enriquecimiento ilícito tras su paso por la función pública

Este lunes se inicia en la sala 2 de la Oficina Judicial de Rawson el juicio oral y público contra Oscar “Chito” Alarcón, quien fuera jefe de ceremonial durante las gestiones de gobierno del fallecido exgobernador Mario Das Neves y que en función de ser funcionario público, está sospechado del delito de enriquecimiento ilícito.

La Unidad Fiscal Especializada dependiente del Ministerio Publico Fiscal, representada por los fiscales Alex Williams y Omar Rodríguez, realizaron esta imputación durante la investigación que ahora comienza a desandar su etapa final y en la que se escucharán por parte de las acusación a 43 testigos. El imputado será defendido por el abogado penalista Fabián Gabalachis.

Los jueces

Los fiscales Williams y Rodríguez consideraron que Alarcón no tiene la solvencia económica como para haber adquirido terrenos en Playa Unión y un local de dos plantas para oficinas a estrenar en pleno centro de Rawson. Los jueces Sergio Piñeda, Marcelo Nieto Di Biase y Mirta Moreno conformaran el tribunal de enjuiciamiento en su contra.

Para los investigadores Alarcón tuvo un incremento patrimonial inalcanzable y sin capacidad económica para adquirirlos con su sueldo de funcionario provincial y antes en la comuna de Trevelin.

Los fiscales de la Unidad Fiscal Especializado, creen que “el incremento patrimonial de Alarcón “no cierra con los informes de sus ingresos y lo que indican sus movimientos bancarios”.

Concluyeron en la acusación que “entendemos que existen datos objetivos de un incremento patrimonial apreciable e injustificado por parte del ciudadano Oscar Alarcon, en el periodo que se desempeñó como funcionario público, dado que, como ya lo hemos sostenido, el nombrado no tenía capacidad económica para la adquisición de los bienes inmuebles de los que es titular”.

El Estado como víctima

Para los investigadores existen “datos objetivos de un incremento patrimonial apreciable e injustificado” por parte del ciudadano Oscar Alarcón, en el periodo que se desempeñó como funcionario público, dado que no tenía capacidad económica para la adquisición de los bienes inmuebles de los que es titular. “Teniendo en cuenta los hechos nuevamente resultó víctima el Estado de la Provincia del Chubut”, destacaron.

Durante la investigación, Alarcón argumentó que las compras de los inmuebles las realizó con sus ahorros mensuales y los aportes de su concubina Carmela Mirenda. Dijo que su sueldo de director de ceremonial era de 30.000 pesos más las rendiciones de los viáticos por sus tareas al frente de área de Ceremonial de la provincia. Estos ingresos le permitían ahorros mensuales de entres cinco mil y diez mil pesos por mes, más la ayuda de su concubina, propietaria de una librería en Rawson.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados