Policiales

Dos meses de prisión preventiva para dos sujetos por una seguidilla de hechos en Rawson

A instancias del fiscal general Fernando Rivarola y al no existir oposición de la defensora Leyla Manyauik, el juez de garantías Marcelo Nieto Di Biase dispuso la prisión preventiva por el término de dos meses contra dos jóvenes de Rawson que entre el lunes y el martes pasado produjeron una seguidilla de hechos que de ser probados podría enviarlos a prisión ya que los delitos que les endilga el Ministerio Público Fiscal tienen previstas penas de cumplimiento efectivo.

Se trata de N.M. Viera y M. Díaz, ambos con domicilio en la capital provincial, que por el sistema de videoconferencia en la tarde de este viernes fueron sometidos a una audiencia de control de detención y de apertura de la investigación la que, desde Trelew, dirigió el juez de garantías Marcelo Nieto Di Biase.

Defendidos ambos por la abogada Leyla Manyauik, el Ministerio Público Fiscal que dirige la investigación estuvo representado por el fiscal general Fernando Rivarola y la funcionaria de fiscalía Silvana Lagarrigue.

Un menor, amenazas, daños y disparos

El primero de los tres hechos investigados se produjo el lunes pasado cuando bajo amenazas con un arma, ambos individuos junto a un tercero que conducía un Fiat Uno o similar, hicieron subir por la fuerza a un menor de 16 años de edad para luego dejarlo a varias cuadras del lugar, además de sustraerle el teléfono celular y 800 pesos. También al menor lo golpearon en el rostro al momento de exigirle que dé a conocer la clave para el uso del aparato.

Al día siguiente cerca de las 2 de la madrugada, se dirigieron a un complejo de departamentos de la calle Ricardo Morel de Rawson. Se movilizaban en un vehículo Ford Focus al que dejaron estacionado en las inmediaciones para ingresar por la fuerza a dos departamentos, amenazar a sus ocupantes y en actitud intimidatoria con un arma de fuego, preguntar por el propietario de un WW Senda de color rojo que se hallaba estacionado en el lugar. Al no poder dar con éste, se alejaron, pero antes destruyeron los vidrios del vehículo.

Horas después M.M. Viera llegó en un taxi a un domicilio de la calle Benito Fernández. Allí disparó un arma de fuego en varias oportunidades contra el frente de la casa de un vecino del lugar, para luego huir en el mismo vehículo.

Allanamientos

Las tareas de pesquisas realizadas por personal de la División Investigación permitió reunir datos y fundamentos para que el juez Nieto Di Biase ordenara tres allanamientos y ordenara la detención de Viera y Díaz. Los sujetos entregaron el teléfono celular robado al menor de edad. También un arma que resultó ser réplica de la usada en las intimidaciones y los disparos que Viera efectuó en el tercero de los hechos investigado.

Para el fiscal general Rivarola existe una “resolución delictiva y una fuerte motivación de ambos con fuente en actividades ilícitas” y que pudieron haber tenido graves consecuencias. En sus fundamentos para pedirle al juez Nieto Di Biase la prisión preventiva para ambos, destacó también “la seguidilla de hechos cometidos, ser una de las víctimas altamente vulnerable por su condición de menor de edad, haber violado dos domicilios para hallar al propietario del vehículo de color rojo, además de haber amenazado y atentado contra la seguridad de las personas”.

Variedad de delitos

Los delitos que se les imputan a ambos son los de violación de domicilio, daño, amenaza y abuso de armas, robo en poblado y en banda. Las penas estimadas en caso de ser hallados culpables son de entre 5 y 20 años, por lo que existe el riesgo de fuga de no haber resuelto el juez la prisión preventiva. Además se teme por el posible entorpecimiento de la investigación de permanecer en libertad durante el proceso. Para Rivarola esta actitud ya ha quedado evidenciada cuando uno de los individuos entregó una réplica del arma usada intentando engañar a los investigadores. Además en este sentido el jefe de los fiscales de Rawson argumentó que es factible de que testigos de los hecho puedan ser amenazados, igualmente las víctimas y la necesidad de realizar ruedas de reconocimiento de personas.

La defensora de ambos individuos no se opuso a la prisión preventiva por el plazo de dos meses y además estuvo de acuerdo con la apertura de la investigación.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados