Petróleo

Vaca Muerta en pausa: baja de equipos y suspensiones

Vaca Muerta sigue en modo espera a casi un mes de la aplicación del Decreto 566/19 que congela el precio de los combustibles y fija un barril a 59 dólares, algo que puede impactar en el cálculo de los planes de inversión el año que viene.

Las cámaras empresariales del sector hidrocarburífero y la provincia de Neuquén han hecho una propuesta a la Secretaría de Energía de la Nación, a cargo de Gustavo Lopetegui, para que la situación camine por un sendero de precios que pueda corregir esta distorsión en estos meses. Pero por ahora no hay una salida inmediata.

En principio hay un problema de costos que se fue propagando por toda la cadena de valor, desde las empresas que realizan fracturas hasta las que están asociadas al ciclo de estos servicios de manera continua, como San Antonio, Baker, Calfrac o Schlumberger.

El panorama en Neuquén está enrarecido, y las cámaras como CEIPA, Capespe y Aacipan, que integran la Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (Fecene), con más de 400 compañías, se han declarado en alerta por la pesificación de los contratos, la falta de precios y el clima de desconfianza que reina en el sector al no poder afrontar los costos como hace meses.

Guillermo Pereyra, secretario general del sindicato petrolero, confirmó que hubo baja de equipos, pero oficialmente las empresas no se han expedido ante el clima de rumores por el efecto de la pausa de la actividad en algunas compañías. Hay un clima en que las operadoras han preferido no hacer declaraciones oficiales hasta que se resuelvan medidas macro a nivel nacional.

Además, según publica el diario La Mañana Neuquén, hay algunas pymes neuquinas de trayectoria que ya han resignado prestar algunas tareas a las operadoras, sobre todo a YPF luego de la pesificación de los contratos a un dólar a 45,19 pesos, y hasta han enviado descargos desde los departamentos legales de las compañías. Prefieren resignar algunos trabajos para no ir a pérdida.

“No podemos cobrar a 90 días y con un dólar pisado y tener que pagar a proveedores a 60 pesos el dólar, la verdad es que eso no cierra y es mejor descartar algunos trabajos”, expresó un empresario pyme con una trayectoria de más de 30 años en la Cuenca.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados