Internacionales

Revelador informe sobre el acelerado cambio climático de los últimos cuatros años

El trabajo fue redactado por las principales organizaciones de científicos climáticos del mundo.

Desde hace rato, las alarmas están encendidas, ya que las emisiones a nivel mundial están alcanzando unos niveles sin precedentes. Los últimos cuatro años fueron los más calurosos de la historia y las temperaturas invernales del Ártico aumentaron 3 °C desde 1990. La Cumbre sobre Acción Climática que se celebra en Nueva York es un intento de impulsar nuevas iniciativas para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Este año, a través de un informe científico, se incluyen detalles sobre el estado del clima, tendencias de las emisiones y las concentraciones atmosféricas de los principales gases de efecto invernadero.

El informe llamado United in Science,fue redactado por las principales organizaciones de científicos climáticos del mundo. Por su precisión fue catalogado como “histórico” por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ya que evidencia “la creciente brecha entre los objetivos acordados para abordar el calentamiento global y la realidad”. El trabajo, fue realizado en cooperación con la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El documento afirma que los impactos climáticos se están acelerando. El derretimiento de los casquetes polares, el aumento del nivel del mar y las condiciones meteorológicas extremas, fueron los responsables del récord. La temperatura media mundial aumentó 1,1°C por encima de los valores preindustriales (1850-1900) y fue 0,2°C más cálida que en el período 2011-2015.

Esta investigación apunta que las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera aumentaron hasta niveles sin precedentes y que, si no se hace nada para detenerlas, se producirá un calentamiento global catastrófico. Las políticas para reducir las emisiones deben triplicarse para alcanzar el objetivo de un calentamiento de 2º C, quintuplicarse para quedarse en torno a un aumento de 1,5ºC.

Entre mayo de 2014 y 2019, el nivel del mar subió  a un ritmo de 5 mm por año, en comparación con los 4 mm. registrados en el período 2007-2016 y los 3,2 mm. desde 1993. Uno de los factores clave fue la rapidez del derretimiento del hielo de los glaciares del mundo en los últimos dos años, así como el rápido calentamiento de los océanos, que los dilata, elevando el nivel del agua.

En general, la cantidad de hielo que se pierde anualmente del casquete de hielo antártico se multiplicó por seis entre 1979 y 2017. La pérdida de masa de los glaciares para 2015-2019 es la más alta que se haya registrado en un período de cinco años. Los cuatro récords más bajos para el invierno también ocurrieron durante este período, con el hielo de varios años desapareciendo casi por completo.

«El aumento del nivel del mar se ha acelerado y nos preocupa que se produzca un descenso abrupto de las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia, que exacerbará el aumento futuro. Como hemos visto este año con efectos trágicos en las Bahamas y Mozambique, el aumento del nivel del mar y las intensas tormentas tropicales provocaron catástrofes humanitarias y económicas», remarcó el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, copresidente del Grupo Consultivo Científico de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Clima.

En términos técnicos, la finalidad de esta Cumbre es ratificar las decisiones y avances en la implementación del Acuerdo de París (adoptado por 195 países) para reducir las emisiones de forma significativa, reforzar los planes y compromisos de los países y el frágil consenso frente a gobiernos que amenazan con retirarse del Acuerdo y otros que incluso rechazan los informes del Panel Intergubernamental del Cambio Climático IPCC y se niegan a debatir sus recomendaciones, informó El Clarín.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados