Deportes

Los subcampeones de baloncesto ya están en el país, el agasajo se da en Casa Rosada

El combinado argentino que logró la medalla de plata en el último mundial de China, arribó al país y el entrenador Sergio Hernández dejó en claro que hará lo imposible para que Scola dispute los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Una parte del plantel argentino de básquetbol que obtuvo el segundo puesto en el Mundial de China 2019, con su entrenador Sergio Hernández a la cabeza, retornó esta mañana al país.

En una conferencia de prensa brindada en el aeropuerto de Ezeiza, el «Oveja» afirmó: «Si estoy yo como entrenador, lo voy a obligar a que juegue. Luis es como Ginóbili, son difíciles. No me dijo si va a estar. Falta mucho aún, pero yo tengo la sensación de que va a querer jugarlo».

Además, Hernández definió al basquetbolista de 39 años como «uno de los líderes más importantes de la historia del deporte argentino».

«Nunca me imagino mucho. No vivo de expectativas o de sueños. Pero sí veía que el equipo tenía química y potencial. Desde Toronto 2015 que lo palpo. Algo había ahí. De todos modos, llegar a la final fue una locura, es maravilloso lo que logramos», expresó.

Sobre su continuidad al frente del equipo, confesó que «está todo dado» para que continúe en la Selección en los Juegos Olímpicos.

El presidente Mauricio Macri recibió en Casa Rosada a parte del plantel.

El primero en llegar a la Casa Rosada fue el pivot Marcos Delía, quien arribó acompañado por su esposa, hermanas de su abuelo, quienes estaban visiblemente emocionados por el logro del equipo.

En diálogo con los periodistas en el Patio de Palmeras, Delía, aseguró que se realizó «un torneo increíble».

Además, sostuvo que «en lo personal recibimos afecto tremendo de la familia, amigos y de la Argentina».

«Jugar la final del mundo es algo muy grande, es un premio merecido para este equipo que trabajó muchos años para llegar bien a este torneo tan importante», manifestó.

Sobre la final ante España, felicitó al campeón por «habernos dominado», aunque destacó que se debe «valorar» lo que se hizo.

Delía, que se irá a jugar a Fuerza Regia de México, ingresó a la sede gubernamental para participar del encuentro con el Jefe de Estado, acompañado por el entrenador Sergio Hernández y el presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), Federico Susbielles.

Sólo cinco jugadores vinieron en el vuelo proveniente de Amsterdam ya que el resto del plantel optó por ir directamente hacia Europa, donde se desempeñan.

El capitán y símbolo del equipo, Luis Scola, decidió quedarse en Pekín, esperando conseguir un equipo antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Junto al entrenador Hernández retornaron al país los jugadores Marco Delía, Agustín Caffaro, Tayavek Gallizzi, Lucio Redivo y Máximo Fjellerup.

En tanto, los jugadores que militan en España se fueron directo a Europa: se trata de Nicolás Brussino, Facundo Campazzo, Gabriel Deck, Patricio Garino, Nicolás Laprovittola y Lucas Vildoza.

«El equipo tenía química y potencial, esto no es casualidad»

Hernández, reconoció a su arribo al país luego del subcampeonato obtenido en la Copa del Mundo China 2019 que

«esto no es casualidad» y que «el equipo tenía química y potencial».

«Esto no es casualidad, nunca imagino mucho. No vivo de expectativas o de sueños, pero sí veía que el equipo tenía química y potencial. Desde Toronto 2015 que lo palpo», destacó el DT.

«Llegar a la final fue una locura. Es maravilloso lo que logramos», resaltó el entrenador bahiense quien detalló la principal razón que llevó a la Argentina al subcampeonato mundial.

La selección nacional afrontó, con el mismo plantel que alcanzó el subcampeonato en China, los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en los que se colgó la medalla dorada, «llegamos un poco más de lo esperado», remarcó Hernández.

«Las sensaciones son las mejores. Había dos torneos en uno. El hecho de estar, paralelamente buscando otros resultados para clasificar a los Juegos (Olímpicos 2020, en Tokio, Japón) fue muy desgastante en el día a día. Cuando entramos, ya nos tranquilizamos un poco. Fue un festejo casi igual que cuando nos metimos en la final del Mundial. Y por dentro decís, ya está, pero siempre querés más», resaltó el DT que ya piensa en el futuro.

«Mi sensación es que (Luis) Scola va a estar en Tokio 2020», apuntó Hernández en la conferencia de prensa desarrollada en la Sala Malvinas Argentinas del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

«Y si estoy yo como entrenador, lo voy a obligar a Scola que juegue. Es uno de los líderes más importantes de la historia del básquet argentino», puntualizó el DT de 55 años.

Por otra parte destacó: «Luis Scola ya me había anticipado, en la intimidad, hace como un año, que teníamos que empezar a hablar de semifinales. Porque estábamos para cuartos con este equipo. Pero… Llegamos a la final», explicó.

En tanto, Marcos Delía se refirió al espíritu de la selección : «Sergio se hizo cargo del recambio en un momento complejo. Había dudas en el entorno e incluso nuestras. Pero conseguimos una identidad, aprendimos de las derrotas. Ahí hay mérito. Él respeta la naturaleza del jugador y en eso fue fundamental. Potenció nuestra confianza».

Argentina perdió la final del mundial de China al caer ante España el pasado domingo, pero clasificó para los próximos juegos olímpicos de Japón del año próximo. Se clasificó finalista invicto luego de superar en primera fase a Corea del Sur, Nigeria y Rusia, en la segunda fase a Venezuela y Polonia, en cuartos de final a Serbia y en semifinales a Francia.

Desde el banco, Sergio Hernández lideró con lucidez a un grupo de talentosos, que en los dos últimos meses de competición, perdió apenas dos partidos: con México (64-72) en los Panamericanos y la final del Mundial frente a España (75-95).

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados