Política

Los Sauces y Hotesur, dos causas judiciales de Florencia Kirchner

Desde la familia Kirchner aseguran que buena parte de los problemas médicos de Florencia tienen origen en el progreso de dos causas judiciales ya avanzadas que despiertan preocupación en la hija de la expresidenta.

Los Sauces y Hotesur, dos casos que se instruyeron por separado, pero que serán juzgados por el mismo tribunal y la tienen a Florencia como una de las acusadas que deberá enfrentar el banquillo de los acusados.

El Tribunal Oral Federal (TOF) N° 5 a cargo del juicio todavía no puso fecha de inicio de las audiencias, pero la unificación de estos expedientes demoraría su comienzo hasta 2020 y, por lo tanto, su resolución podría ocurrir durante 2021, indicaron fuentes judiciales.

¿De que se acusa a Florencia? El caso Hotesur, revelado por La Nación, ahonda en el alquiler que realizaron las empresas de Lázaro Báez de habitaciones de los hoteles de la familia Kirchner.

Los hoteles eran gerenciados por la firma Hotesur, y la Justicia sospecha que esos cuartos permanecieron vacíos y que se simularon las contrataciones como una manera de facturar y de que ingresara dinero blanco a las arcas de los Kirchner.

Según la hipótesis fiscal, el dinero con el que Báez pagó por esos cuartos de hotel que no se ocupaban era el que obtuvo por haber sido beneficiado con el 80% de los contratos de obras viales de Santa Cruz, que incluyeron sobreprecios, prórrogas e incumplimientos.

Con la misma lógica se dio la investigación del caso Los Sauces: lo que se investiga es el pago de alquileres que realizaron Báez y Cristóbal López a la firma Los Sauces, de los Kirchner, que entre sus bienes tenía propiedades inmuebles. Se trataba de departamentos y cocheras en Puerto Madero y Río Gallegos.

La hipótesis fiscal es que parte del dinero con que fueron beneficiados López y Báez por los contratos que recibieron del Estado retornó a los bolsillos de los Kirchner blanqueado, convertido en pago de alquileres por estas propiedades.

Sus días en Cuba

El TOF N° 5 habilitó a Florencia Kirchner a permanecer en Cuba, pero debiendo remitirse cada dos semanas a la embajada argentina en La Habana para dar muestra de su predisposición con la Justicia.

Buena parte de la decisión del tribunal está fundada en que el juicio oral todavía no tiene fecha de inicio, motivo por el cual la presencia de la hija de la expresidenta todavía no dificulta el trámite del expediente. La defensa de Florencia Kirchner aportó, además, toda la documentación ante el TOF que acredita los problemas de salud que sufre.

Después de varias idas y venidas, la Cámara de Casación finalmente decidió que el TOF N° 5, integrado por los jueces José Martínez Sobrino, Adriana Pallioti y Daniel Obligado, se haga cargo del juicio oral de ambas causas, en el que, además de Florencia, también estarán Cristina y Máximo Kirchner sentados en el banquillo de los acusados.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados