Deportes

Preocupación en Barcelona por lesión de Messi

No hubo más que apreciar el gesto de Ernesto Valverde el pasado sábado. El entrenador del Barcelona hizo una mueca cuando le cuestionaron por el estado físico de Leo Messi, al que se esperaba ya para el encuentro del pasado domingo frente al Betis. Pero Valverde, con voz de ultratumba, fue claro: «No podemos dar un paso atrás. Si no está al cien por cien, no debemos arriesgar». El técnico ya sabía que al delantero se le habían vuelto a reproducir las molestias en el sóleo, desgarrado en su primer entrenamiento de pretemporada, el pasado 5 de agosto. El cuerpo médico se aseguró de que la lesión no hubiera ido más allá, pero le recomendó pisar el freno y retrasar su regreso. Tampoco se producirá este sábado en El Sadar contra Osasuna.

Este miércoles, Messi seguía en las mismas. No pudo entrenar con el grupo dado que las molestias continúan ahí. En el Barcelona se resisten a alarmarse, y bendicen el parón de casi dos semanas por los partidos de selecciones que deberían permitir sanar el sóleo de su pierna derecha. Un músculo que los médicos siempre calificaron como traicionero dado que acostumbra a ofrecer una falsa sensación de haber curado antes de aumentar las cargas de trabajo. Está por ver si los 17 días que restan hasta la disputa del partido frente al Valencia (14 de septiembre) en el Camp Nou serán suficientes.

El concurso de Luis Suárez para dicho encuentro es también una incógnita (los galenos establecieron un periodo de baja de un mes para el uruguayo, lesionado el 17 de agosto), mientras que a Ousmane Dembélé, roto en San Mamés aunque diagnosticado cuatro días después, no se le espera hasta finales de septiembre. Siempre y cuando el extremo francés aún permanezca en el club.

Griezmann, líder en el celebrado triunfo contra el Athletic, continuará así como referente ofensivo junto a canteranos como Carles Pérez o el jovencito Ansu Fati, a la espera del desenlace de la ‘operación Neymar’.

La última vez que Leo Messi jugó un partido de fútbol fue el pasado 6 de julio. Aquel día, el delantero fue expulsado contra Chile en el encuentro por el tercer puesto de la Copa América. Aún más lejana queda su última participación con el Barcelona, en la final de la Copa del Rey frente al Valencia en el Benito Villamarín disputada el pasado 25 de mayo. Hace ya tres meses, así lo reseña El Mundo de España.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados