Cordillera

Derecho a réplica: «HS Desarrollos Urbanos, la verdadera historia»

Con el fin de aclarar  su situación ante la denuncia de más de 60 familias de Bariloche que acudieron a la justicia y a los medios, entre ellos Cholila Online, para hacer públicas sus denuncias contra la empresa HS Desarrollos Urbanos y su dueño  Horacio Luis Souza, se comunicó con este medio el acusado  para solicitar su derecho a réplica.

La otra campana

«Hace casi 10 años comencé con el sueño de construir viviendas y hacerlo de la forma más práctica: en seco. Luego encontrar una manera de financiarlas para que fuesen accesibles, así nació este proyecto sin financiaciones de bancos y con plazos de hasta 60 cuotas, cual objetivo alcanzado logro entregar 150 casas.-

Vino la crisis que nos afectó a todos por igual, los costos pactados superaban los valores a cobrar, había que decidir si trasladar el problema a mis clientes (la mayoría asalariados) y ponerlos en posición de tal vez no poder afrontarlo o que la empresa generara más negocios, (proyectos propios Los Alamos y Patio Andaluz) achicar gastos (reducción de personal) y así balancear las cuentas para poder cumplir.

Primer punto de conflicto: el sindicato maderero; que no entendió esto y nos puso en la opinión pública como insolventes e incumplidores, cuando el objetivo era totalmente opuesto.

Se suma a la recesión una sensación de inseguridad para clientes nuevos y los que estaban para serlo.

Llegamos a un crisis mucho más profunda, y si parábamos todo (CONVOCATORIA DE ACREEDORES) era una salida y perdían todos; un paréntesis, en ese momento teníamos un activo corriente a cobrar de casi $50.000.000 (pesos cincuenta millones) esto figura en nuestra contabilidad, lo que está en poder de la JUSTICIA, pero las falta de ventas nos ponía en mora en los tiempos de entrega y avance de obras, comenzamos a tener un enorme presión yo en mi persona por esto, los propietarios del galpón nos piden el desalojo, no terminábamos de habilitar comercialmente por la falta de documentación del mismo y llega la clausura.

Allí, con una crisis personal tomo la decisión de retirarme una semana de todo y poner mis ideas en claro y buscar opciones para seguir lento renegociando pero seguir.

LA DEBACLE… saqueo del personal; denuncia en fiscalía y AUTOMATICAMENTE, sin haberme citado a aclarar cualquier situación o investigación previa se dictan allanamientos en mi empresa y vivienda personal declarándome prófugo, y: Desastre en marcha, obviamente como esto pasó en previa semana santa, mi abogado, para evitar mi detención absolutamente innecesaria, negoció mi entrega con excarcelación una semana después, pero estuve a derecho siempre.

Lo que siguió fue una caída sin red, la empresa confiscada, cuentas embargadas, todo se congelo y lo que iba lento pero avanzaba se terminó de cerrar: Difamación a mi persona injurias y falsedades, todo esto lo sabe perfectamente la fiscalía, por eso pidió tanto tiempo para poder explicar su enorme error desde comienzo.

Hoy vivo de la caridad de amigos lejos, de mi familia siendo perseguido mediáticamente; no es esto que justifique todo, no; seguro hubo malas decisiones, mala previsión y colaboradores que no estuvieron a la altura. Pero el desastre es culpa exclusiva de la Fiscal Cendon, la cual debió haber conversado conmigo y hubiera recibido detalles que desconocía de todo esto.

Ahora las familias damnificadas, la desaparición de mi empresa, el mal manejo por parte de la fiscalía, difamación de mi persona ¿Cómo se remonta? Porque es una enorme mentira que yo me haya quedado con un peso, estuvo siempre en la empresa y repito todo está en mi contabilidad (documentos y computadoras) que está en manos de la fiscalía; entonces que van a decir los que me acusan de ESTAFADOR cuando solo soy un empresario quebrado .

Fácil se injuria, fácil se hace juicio y se condena, lo difícil es quitar esa condena. Yo ya lo perdí todo, familia, mi empresa, mi dignidad.

Lamento lo que paso, pero si todo se hubiese manejado distinto por parte de la justicia la empresa habría salido adelante, posiblemente de manera lenta pero lo hubiera hecho; lamentable es también que la enorme cobranza se ha desperdigado, solo 3 personas han honrado lo pactado luego de tener sus viviendas; el resto nadie ha pagado un peso de su deuda, lo que hubiera sido fundamental para la solución.

A todos y cada uno de lo que ante una cámara me condenan, saben que en intimidad siempre estuve trabajando, con buenas y malas pero que lo único que pedía era paciencia, sabía que sería difícil pero posible, solo faltaba una pequeña mejora en las condiciones del país.

No espero comprensión, pero cuando la justicia determine lo que deba todos nos allanemos a su decisión y tengamos la altura de reconocer que no soy un estafador.»

Firma: Horacio Luis Souza

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados