Curiosidades

35 kilómetros y 20 horas de caminata: un hombre cruzó desde Chile hacia Chubut a pie

Oscar Cid, un hombre de 37 años que reside en Bariloche, resolvió hacer a pie el tramo que conecta al pueblo chileno de Llanada Grande con Lago Puelo, en la cordillera chubutense. Pasaron las horas y al no tener noticias de él, su hermana y un amigo radicaron una denuncia por averiguación de paradero. Se articuló un operativo de búsqueda y finalmente, a las 2:30 de este sábado, fue ubicado por efectivos de la Policía del Chubut, Gendarmería y Bomberos.

Según informa Diario Jornada, luego de horas sin poder comunicarse, la hermana de Oscar y un amigo que lo esperaban en el barrio Esperanza de El Bolsón, decidieron trasladarse hasta la pasarela sobre el río Azul (punto de llegada) para tratar de tener noticias. Al caer la noche, dieron el alerta a un patrullero de la comisaría de Lago Puelo que pasó por el lugar y radicaron una denuncia por averiguación de paradero, así lo informó ADN SUR.

Rápidamente se inició un operativo de búsqueda articulado por la Policía del Chubut, bomberos voluntarios y Gendarmería Nacional, que incluyó también personal embarcado de la Prefectura Naval Argentina y de Parques Nacionales. Sin señal telefónica, la única forma de practicar el rastrillaje es el despliegue sobre un terreno sumamente complicado por la geografía imperante.

Cid había partido a las 5 de la mañana del viernes desde la localidad chilena de Llanada Grande, con la premisa de llegar durante la misma jornada a Lago Puelo, pernoctar y retornar a San Carlos de Bariloche donde reside.

Se trata de una senda de montaña que va bordeando el río Puelo y el lago Inferior, dentro del territorio trasandino, y luego ingresa al Parque Nacional Lago Puelo. La única manera de hacer el trayecto es caminando o a caballo y tiene sectores muy peligrosos, con profundos cañadones y arroyos que complican el paso.

El primer dato alentador fue que el caminante había registrado su paso a las 19.30 en el puesto de Gendarmería Nacional, a mitad de camino hacia la frontera y que, a pesar de la oscuridad reinante, había decidido seguir la marcha hacia el pueblo. Desde allí, las complicaciones son mayores, toda vez que la huella angosta asciende a cerros cubiertos de espesa vegetación nativa y está siempre latente el peligro de una caída al vacío o perderse en el bosque.

Al parecer, la luna llena ayudó al hombre a sortear los obstáculos, además de su experiencia en la montaña, hasta que finalmente fue ubicado por la patrulla llegando a la planta de campamento educativo que la provincia del Chubut tiene en las inmediaciones del delta del río Azul. Otro factor que complicó su recorrido fue la lluvia que castigó a la Comarca Andina durante las últimas horas, aunque “había tomado la precaución de llevar dos mudas de ropa”, graficó el subcomisario Cristian Emir Azocar, a cargo del operativo.

Finalmente, luego de comprobar que “no había sufrido hipotermia y se encontraba en buenas condiciones, según sus propias palabras, se marchó”, agregó el jefe policial.

Según lo reconstruido hasta el momento, el protagonista había hecho el mismo camino desde Lago Puelo hacia Llanada Grande el lunes pasado, acompañado por un hermano y con la premisa de visitar a la madre en la localidad chilena. Por cuestiones laborales, Cid decidió adelantar su retorno por un sendero de 35 kilómetros que, en su caso, le demandó más de 20 horas de caminata.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados