Curiosidades

Le devolvieron las plantas a la abuela que cultiva marihuana para su nieto enfermo

Aracelli Rea fue detenida días atrás como si se tratara de una narcotraficante, pero poco después se supo la verdad: cultiva cannabis para ayudar a Tiziano, que sufre convulsiones por padecer de Síndrome de West. Pasó varias horas detenida, pero fue liberada y ahora recuperó sus plantas, aunque «deterioradas».

«Ojalá que esto siente un precedente para que nunca más suceda una cosa así con alguien que tenga la justificación correspondiente para tenerlas», lanzó Aracelli Rea por 221Radio. A casi un mes de su detención y en un fallo histórico, la mujer recuperó las plantas con la que preparaba aceite de cannabis para hacer frente a las convulsiones de su nieto, que padece Síndrome de West. 

 

Como contó 0221.com.ar, la mujer había sido arrestada a fines de junio luego de un allanamiento en su casa por otro asunto, en el que «de casualidad» los policías encontraron las plantas, macerados y aceite. En ese marco, la trasladaron a la comisaría de Barrio Aeropuerto de 4 y 610. No obstante, horas después y tras una importante campaña del Colectivo de Salud Comunitaria y Cultivo de Cannabis La Semilla, la excarcelaron.

El 10 de julio, Aracelli solicitó de manera urgente la devolución de las plantas y de todo el material incautado en la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes. “La salud no puede esperar”, escribió. Es que en la historia clínica del pequeño se detalla la situación que deben protagonizar ambos: las convulsiones que sufre el menor solo están pudiendo ser tratadas y controladas por el aceite de cannabis. 

Este lunes, la fiscal Ana Medina ordenó que le devuelvan todo lo que le habían secuestrado. «No puedo creer todo lo que pasó, nos devolvieron plantas, macerados y material vegetal. Estoy muy feliz. La fiscal entendió el motivo por el cual tengo plantas de cannabis”, contó emocionada esta mañana al aire de El Cafecito. 

No obstante, las plantas volvieron dañadas: «Están bastante deterioradas, pero están salvables. Ahora le estoy sacando hojas secas y recomponiéndolas».

Además, Aracelli dejó en claro que seguirá el trámite del recurso de amparopara garantizar el acceso a la salud. «No estoy exenta de que vuelvan a venir por otro motivo», sostuvo. Y, en ese sentido, agregó: «En la comisaría no me dieron muchas explicaciones y me dijeron que ellos debían actuar de esa manera».

En cuanto al estado de su nieto Tiziano, aseguró que se encuentra muy bien y que en el tiempo que estuvieron sin producir el aceite se las arreglaron con el gotero que tenían, además de la resina que donó un padre cuando conoció la situación del nene.

«La semilla tarda en crecer y estar apta para cosecha, unos nueve meses. Luego de cosecharla, secarla, macerarla y hay que hacer todo un proceso que en total dura más de diez meses. De una planta muy grande puede salir tratamiento para un año, pero el promedio es que alcance para dos meses», detalló.

Y en el cierre, dejó en claro una vez más: «Los que plantamos para el uso medicinal de cannabis no somos narcotraficantes».

 

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados