Curros

Cómo se pergeñó la causa de los retornos de la obra pública

En la presentación de la acusación de las imputaciones contra 20 ex funcionarios y empresarios de la construcción, los fiscales destacan que Víctor Cisterna y Diego Correa fueron presuntamente los mentores del plan.

“A mediados de diciembre del año 2015, un grupo de funcionarios de alto rango, constituido por los ministros Víctor Cisterna (jefe de Gabinete), Pablo Oca (Economía), Alejandro Pagani (Infraestructura) y los secretarios de la Gobernación Gonzalo Carpintero y Diego Correa, actuando con el aval expreso del por entonces gobernador Mario Das Neves, de común acuerdo y con la firme intención de enriquecerse a expensas del Estado y de los particulares expoliados, decidieron conformar una asociación ilícita destinada a la comisión de múltiples delitos mediante”, expresa la acusación.

Sostiene que estos delitos apuntaban a “recaudar dinero proveniente de retornos aportados por empresas constructoras contratantes del Estado provincial, las que realizaban obras públicas por montos millonarios y a las que periódicamente se les debía pagar sumas de dinero correspondientes a certificados de obra”.

Los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz argumentan que con ese fin “gestaron un documento nacido del concierto de voluntades de todos y cada uno de los integrantes de la asociación ilícita, el que si bien pudo haber germinado en cabeza de aquéllos que se situaban en la cima de la organización, fue en definitiva por todos conocida, la que dentro de la administración pública provincial fue conocida como la ‘Circular’”.

La circular determinaba que ninguna contratación de cualquier índole podía hacerse desde la administración pública “sin la venia previa de Correa o Carpintero”.

De este modo, los fiscales denuncian que Cisterna, Carpintero, Oca, Correa y Pagani “decidieron repartirse las tareas que demandara la concreción del plan corrupto, las que luego cumplirían con celo”.

En ese sentido, manifiestan que “acordaron que sería Cisterna quien se encargaría de definir la modalidad de recaudación (porcentuales, base imponible, ubicación temporal de la demanda, los retornos y finalmente el modo en que debían saldarse estas acreencias anómalas)”.

Cumplida esta labor inicial, “comenzaba la gestión de Pagani, quien instruía a sus dependientes para que les confeccionen, mediante la utilización del SIAFYC (sistema), planillas donde debían figurar los certificados de obra ya emitidos, y confeccionada la respectiva Orden de Pago Presupuestaria”.

Las planillas eran remitidas sin firmas a Correa por diversos medios, entre ellos, por el propio Pagani, remitidas a través de empleados o a través de mensajes de mail –según publica Diario El Chubut-.

“Correa, previo a verificar si los empresarios mencionados en las planillas habían pagado dádivas, indicaba cuáles empresas debían quedar, agregadas en las listas definitivas”, describe la acusación.

Según los fiscales, este resultado final era reenviado a Pagani, que luego se las giraba a Oca, “quien sin más trámite efectivizaba las demandas espurias a los empresarios”.

El Comodorense

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados