Elecciones 2019

¿Sirve votar?: la participación ciudadana como camino para lograr resultados

El caso se conoció hace poco y muchos clientes se vieron gratamente sorprendidos,  al observar el ingreso de un determinado monto de dinero en sus cuentas: el banco les estaba devolviendo lo que les cobró indebidamente durante muchos años, aun cuando ellos no lo sabían ni habían iniciado reclamo alguno. Ahora, una nueva demanda apunta resarcir un viejo reclamo comodorense: usuarios y consumidores denunciarán sobreprecios del gas en garrafa en la urbe petrolera. Dos casos que reflejan que la participación y organización ciudadana puede conducir a resultados concretos.

Cada instancia electoral plantea en sectores alcanzados por el escepticismo la crítica o la resistencia a la posibilidad de participar, en algunos casos por no confiar en las opciones mayoritarias y las fuerzas políticas que suelen resultar electos. Sin embargo, distintas formas de participación ciudadana reflejan que hay caminos posibles, aun con dificultades, para concretar reivindicaciones que en algunos casos no son captadas por las prioridades político partidarias.

Uno de esos casos se conoció hace algunas semanas, tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que dictaminó la ilegalidad del cobro de comisiones bancarias por el mantenimiento de cajas de ahorro para el cobro de sueldos. La demanda había sido planteada por PADEC (Prevención, Asesoramiento y Defensa del Consumidor), logrando incluso un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que determinó que en las entidades bancarias demandadas hubo “cláusulas abusivas”. Como consecuencia, los clientes de esos bancos (Francés, Bank Boston, Ciudad y BNP Paribas) deben restituir dinero que habían cobrado indebidamente durante varios años.

Como la acción judicial fue colectiva y los fallos tuvieron confirmación en el máximo tribunal de la nación, muchos clientes recibieron la devolución del dinero en sus cuentas (de algunos miles de pesos, con variaciones según el tiempo en que se les aplicó el cargo) de forma sorpresiva, entre ellos clientes de la sucursal comodorense del banco Francés.

Reclamo por el gas en garrafa

Desde otra organización, en este caso la Unión de Usuarios y Consumidores, se impulsará una demanda específicamente relacionada a Comodoro Rivadavia. Según confirmó el abogado Claudio Boada, el 17 de junio próximo arribará a esta ciudad, a partir de la inquietud que le aportó la concejal Sirley García, durante un reciente encuentro de usuarios y consumidores en la ciudad de Río Grande.

El problema es viejo: en lugar de los 295 pesos fijados por resolución de la Secretaría de Energía de la Nación para la “garrafa social”, de 10 kg de gas, en esta ciudad se vende a 400 pesos o incluso a valores por encima de ese monto, en algunos comercios que compran al distribuidor oficial para revender luego el producto.

En la ciudad hay alrededor de 9.000 familias (aun con las obras que se han entregado con este tipo de redes en los últimos años, la demanda crece en forma constante) que no cuentan con las redes de gas natural y que dependen de este servicio, debiendo comprar entre 3, 4 ó más garrafas por mes para poder cubrir en parte la carencia de ese elemental insumo: en algunos casos, pueden ser hasta 2 ó 3 por semana, mientras que los montos, según horarios y lugares, puede llegar hasta 500 ó 600 pesos. Entre garrafas, leña y electricidad para calefaccionar, el gasto de una familia en estas condiciones puede llegar hasta los 10.000 pesos mensuales, según contó Belén, una vecina que carga con el karma de comprar garrafas en la capital nacional del petróleo.

“Deben devolver lo cobrado demás”

El planteo de Boada parte desde una mirada optimista. Con la demanda que apunta a plantear contra el distribuidor oficial confía en que no sólo se podrá hacer respetar el precio oficial, sino también exigir la devolución del dinero cobrado por encima de ese valor.

“Claramente hay una ilegalidad manifiesta”, sostiene el abogado. “El sobreprecio es ilegal y nuestro objetivo es lograr no sólo evitar ese monto adicional, sino también que se restituya lo que han cobrado de más. Es complejo, pero se puede hacer porque los clientes tienen sus tickets guardados”, detalló.

También se apuntará a determinar qué hizo la Secretaría de Energía de la Nación con las actuaciones iniciadas a partir de los reclamos impulsados desde esta ciudad, con más de 40 presentaciones realizadas para denunciar que no se respeta –así ocurrió durante los últimos inviernos- el precio oficial.

De resultar exitoso, el caso sentará un precedente para todo el país, ya que también en otras grandes ciudades se incumple con la regulación.

Los beneficios de participar

No estamos proponiendo el reemplazo de una participación por otra, ni tampoco ponderando la importancia de un reclamo de consumidores por sobre la centralidad del voto ciudadano, que felizmente hoy es parte de un estado democrático consolidado, con todos sus defectos y aspectos por mejorar.

Cabe, sí, la reflexión en torno a que toda forma de ejercicio de ciudadanía, ya sea a través de reclamos puntuales o del fortalecimiento de las organizadas creadas para ejercer esos derechos, o bien a través del ejercicio responsable del derecho a votar, propende inevitablemente a un equilibrio de fuerzas.

No solamente hablamos de un equilibrio de fuerzas políticas. Sino de la participación como herramienta para emparejar las chances, siempre tan distintas, entre los más poderosos por sobre los más débiles.

 

 

 

Raúl Figueroa para ADN Sur

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados