Elecciones 2019

Nueve provincias definen 2 superdomingos, antes del “receso” de julio

Este domingo habrá elecciones primarias en Mendoza, y generales en Jujuy, Chubut, Tucumán y Entre Ríos, donde ayer cerraron sus campañas con diversos actos y reuniones.

Luego, el 16 se definirán los comicios en Santa Fe, San Luis, Tierra del Fuego y Formosa. Y entre ambos domingos quedará marcada la línea de largada para el posicionamiento de los gobernadores de cara a la pelea nacional.

Entre este domingo 9 y el próximo 16 de junio, se conocerán las últimas definiciones antes de la presentación de los candidatos nacionales y cuatro días después de la oficialización de los frentes y alianzas.

Votarán, en este calendario electoral desdoblado que hasta ahora validó victorias de los oficialismos, en Mendoza (donde habrá PASO), en Tucumán, Chubut, Entre Ríos y Jujuy para elegir gobernador.

Una semana después, las batallas se darán en Santa Fe, Tierra del Fuego, San Luis y Formosa.

En las primarias de Mendoza y en las generales de Jujuy se pone a prueba la legitimación del esquema de Cambiemos ampliado, en línea con los reclamos de la UCR orgánica en función de la fórmula a Presidente.

Las internas cuyanas definirán los candidatos, tanto del peronismo como de Cambia Mendoza, para pelear el 29 de septiembre por la sucesión del actual mandatario Alfredo Cornejo, que no puede ser reelecto. Eso sí, ya mostró su apoyo a Rodolfo Suárez, intendente de la capital, que se medirá en la interna contra el intendente de Luján de Cuyo, Omar de Marchi.

Por el lado del peronismo, habrá internas entre la senadora kirchnerista, Anabel Fernández Sagasti, y el intendente de Maipú, Alejandro Bermejo.

En tierras jujeñas es donde el oficialismo nacional tiene más chances de celebrar. Allí el radical Gerardo Morales, como punta de lanza del Frente Cambia Jujuy, buscará su reelección tras el triunfo histórico con el que le arrebató en 2015 al peronismo el poder que ostentaba desde 1983.

Se espera que los triunfos oficialistas de estas dos contiendas den una nueva cuota de respiro a la Casa Rosada, tras la victoria en las legislativas de Corrientes, el último domingo, que se produjo, en efecto, el primer resultado favorable para Cambiemos en las doce elecciones realizadas en lo que va del año.

En Tucumán, otro gobernador peronista, Juan Manzur, confía en la continuidad de su gestión por otros cuatro años. Pero para ello tendrá que vencer a otro justicialista, que también fue gobernador y con quien no logró un acuerdo, José Alperovich, y por eso van por separado; a la senadora nacional de Cambiemos, Silvia Elías de Pérez, quien recibió la visita y el apoyo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich pero que no tiene demasiadas chances ante el peronismo; y a Ricardo Bussi de Fuerza Republicana.

De esta manera, en la Rosada no habrá nada que celebrar en estas tierras donde Manzur, si bien había tomado cierta distancia del kirchnerismo, visitó esta semana al candidato K, Alberto Fernández y respaldó la fórmula que integra con Cristina Fernández de Kirchner.

En Entre Ríos, donde no se esperan sorpresas, el actual mandatario Gustavo Bordet (Frente Justicialista Creer) va por la reelección en busca también de revalidar el resultado de las PASO del 14 de abril, en las que superó al candidato de Cambiemos, el diputado nacional Atilio Benedetti (UCR), por 24 puntos de diferencia.

El mandatario también mostró su apoyo a la dupla Fernández a nivel nacional, mientras que Benedetti recibió la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y también de Bullrich, quien lanzó una fuerte crítica a Bordet al manifestar que si bien bajaron un 23% los homicidios a nivel nacional, en la provincia entrerriana subieron un 56% y cuestionó la estrategia de las administraciones provincial y municipal que “apuntan a mantener a la gente en la pobreza para conservar el poder político.”

En Chubut se presenta el panorama más incierto, donde luego de la muerte de Mario Das Neves se encara un proceso de renovación y legitimación que tiene a su sucesor, Mariano Arcioni, como protagonista central de un duelo contra un peronismo abroquelado y alineado con el kircherismo austral detrás del candidato Carlos Linares. Arcioni obtuvo un 32% de los votos en las PASO, siendo el más alto, y Linares si bien sacó un 16%, el bloque justicialista al que pertenece sumó un 34% con los otros dos precandidatos que perdieron.

El candidato de oficialismo nacional, el radical Gustavo Menna, en cambio, no tiene prácticamente chanches después de obtener apenas el 14% de los votos primarios.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados