Causas Embrujo y Revelación

“La matriz de corrupción estatal no es posible sin la connivencia del sector privado y la falta de controles”

“LA CORRUPCIÓN NO ES POSIBLE SIN LA COMPLICIDAD DE LOS EMPRESARIOS Y LA FALTA DE CONTROLES”

El fiscal Alex Williams se refirió a las investigaciones por delitos de corrupción. “La matriz de corrupción estatal no es posible sin la connivencia del sector privado y la falta de controles”, asegura.

“Durante la emergencia climática que sacudió a toda la provincia pero especialmente a Comodoro Rivadavia, donde cientos de personas perdieron hasta sus casas, hubo sobreprecios o directamente el Estado pagó por mercaderías que nunca se entregaron. El perjuicio a las arcas estatales fue cercano a los 20 millones”, explica el fiscal Alex Williams, quien integra un equipo de trabajo dentro de la Unidad Especial contra Delitos contra la Administración Pública junto con el fiscal Omar Rodríguez, el funcionario Lucas Kolchs y el administrativo Rafael Williams.

Días pasados, culminó la etapa de investigación y presentaron el escrito de acusación para elevar la causa a juicio oral y público la causa denominada “Emergencia Climática”. Los acusados de fraude al Estado son los ex funcionarios Diego Correa, Diego Luters, Marcelo Suarez, Leticia Huichaqueo, Vanina Barale y Cristian Orsi; junto con los empresarios Bruno Chiribao, Cecilia Sadaba, Cesar Hughes, Guillermo Williams, Marta Fracasso y Franco Finiguerra. Ahora la Oficina Judicial deberá fijar una audiencia donde se determina si la investigación que realizaron los fiscales finalmente va a juicio.

“Las defraudaciones tienen un patrón común. Por un lado la connivencia del funcionario con el empresario o la presión de los funcionarios a través del corte de la cadena de pago si no accedían a entregar las facturas sin contraprestación”, explica el funcionario y agrega que “los proveedores entregaban la factura y desde el Gobierno se confeccionaban las órdenes de pago, pero luego el dinero del Estado se lo repartían entre empresarios y funcionarios”, sostiene el funcionario judicial.

“Para los empresarios pedimos que vayan a juicio oral y solicitamos penas de efectivo cumplimiento. La defraudación al Estado es grave. Pero si esto se comete en el marco de una emergencia climática, el reproche es mayor. Por eso solicitamos penas de efectivo cumplimiento tanto para los funcionarios como para los empresarios que fueron partícipes necesarios de esta maniobra delictual”, afirma el fiscal.

Asimismo, sostiene que los altos niveles de corrupción van siempre acompañados con un alto nivel de convalidación social: «No solo se toma como un hecho normal sino como un acto de “viveza criolla”, de tipo ganador. Y es allí donde tiene que haber un cambio cultural”. Y considera que “los sistemas de control administrativo del Estado fallan porque se quedaron en un control formal y burocrático. Para que sean eficaces, esos sistemas tienen que actualizarse”.

POCOS RECURSOS PARA INVESTIGAR

“Si el cambio depende de la voluntad de un pequeño grupo de personas es difícil lograrlo”, dice el funcionario. “La Procuración nos ha dado lo que pudo, pero los recursos para investigar son escasos. Hoy la Unidad no cuenta con el personal ni los materiales suficientes, por lo que llevar adelante estas causas implica un doble esfuerzo”, afirma Williams.

La Unidad de Delitos contra la Administración Pública está liderada por el fiscal jefe Omar Rodríguez, quien conforma un equipo de trabajo junto a Alex Williams. El otro equipo de trabajo, seleccionado por el Procurador Jorge Miquelarena, lo integran los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz.

Con infraestructura reducida, a partir de ahora los fiscales deben atender un promedio de un juicio por mes más las causas en trámite, como por ejemplo, la de las escuelas.

DEL “SOBRE BOMBA” A CASI 20 CAUSAS EN TRÁMITE

Las jornadas en la fiscalía pueden extenderse mucho más allá de lo que reza el horario «de 7 a 13». “En El Embrujo, por ejemplo, representó más de 12 horas diarias, de lunes a domingo”.

La “Emergencia Climática” fue la primera causa. El expediente se abrió a partir de una denuncia presentada por los diputados Alejandra Marcilla, Blas Meza Evans y Gabriela Dufour, quienes recibieron un sobre con documentación que fue dejado en la Legislatura por la secretaria del entonces jefe de gabinete Alberto Gilardino.

Cuando se revisa la documental se intensifica la línea de trabajo. Y a partir de allí surgieron las causas de El Embrujo, Revelaciones, Sobresueldos, Lotería, Servicios Públicos, entre otras.

¿Cómo encaran una investigación de estas características, hay un protocolo por seguir?

-La experiencia te da la pauta, depende de cada caso y etapa. Tratamos de estandarizar, pero, sobre todo en estos casos, al principio íbamos casi en un día a día, porque allanábamos un lugar y de ahí surgían cada vez más elementos. Por ejemplo, a partir de la primera causa se abrieron casi 8 causas más. (N: investigación sobre enriquecimiento ilícito a Oscar Alarcón, Emergencia Climática, Servicios Públicos, etc)

¿Cuál es la diferencia con un juez?

El juez está más abocado a otras cuestiones, me parece que la tarea de fiscal tiene que ver más con la acción, es un trabajo más detectivesco. El fiscal tiene que representar claramente los intereses generales de la sociedad. No desmerezco ningún trabajo, pero a mí me gusta la investigación. Los jueces se van transformando como en árbitro que dice sí o no.

EMPRESARIO OBTUVO 7 MILLONES EN 15 DÍAS

“El de Franco Finiguerra es un caso emblemático: con tres contrataciones fraguadas obtuvo un rédito de casi 7 millones de pesos. La operatoria fue realizada a través del Mall Don Bosco, se comprobó que en la facturación correlativa 1257, 1259 y 1261, en el término de 15 días, le facturó y le cobró al Estado casi 7 millones de pesos. La facturación fue manuscrita, cuando el negocio tiene facturación electrónica”, afirma Williams sobre el empresario de Puerto Madryn.

En el marco del decreto de emergencia climática hubo numerosas irregularidades. “El primero de los casos que se denuncia es el de Martha Fracasso, que era una regalería empresarial, a la cual, pero ejemplo, le compraban botas de goma y capas de lluvia. La factura de la primera compra sucede dos días antes que empiece a llover en Comodoro”. Y agrega que “se comprobó el en caso de Fracasso, y eso a manera de citar un ejemplo, que parte del dinero que cobró lo hizo circular a través del sistema financiero prestándolo a través de cheques a una constructora de Trelew que habitualmente presta servicios a la Municipalidad. O sea, prestó los cheques con endosos aprócrifos para insertarlos en el sistema financiero para generar un rédito”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados