Policiales

Expolicías condenados y libres: estafas, amenazas y encubrimientos

En una audiencia desarrollada en la sala de la cámara penal, sexto piso de los tribunales en Trelew, se acordó imponer el instituto de juicio abreviado para cinco acusados por robo y estafas con automóviles, tres de ellos ex integrantes de la fuerza policial. El Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general jefa Silvia Pereira solicitó la pena de tres años de prisión en suspenso, la que finalmente fue impuesta en su resolución por el Juez Marcelo Nieto Di Biasse.

Celeridad y renuncia a impugnaciones

Se destaca la celeridad con la que se llevó adelante el proceso ya que en prácticamente veinte días se realizaron los procedimientos, se procedió a la apertura de investigación y la correspondiente elevación de la acusación, dando precisión y certeza de todo lo sucedido, de tal manera que los condenados reconocieron los hechos y renunciaron a cualquier posibilidad de impugnar la resolución del Juez Marcelo Nieto Di Biasse, quien observó las condiciones y dictó sentencia el mismo día de la audiencia, sin necesidad de utilizar los plazos fijados, por lo que la pena se ejecuta en forma inmediata

Hechos

De acuerdo a lo relatado por la doctora Pereira, se resalta el trabajo de investigación realizado por la Dirección Policial de investigaciones en coordinación con la fiscalía y surge de las actuaciones que Nahuel Ezequiel Bidera Arevalo, Barragan Desiree Celeste, Bertini Salinas Williams Javier Eduardo, Bertini Rivas Eduardo Jesus y Carlos Maria Arevalo, entre otros, tomaron parte de una asociación que se dedico a la comisión de ilícitos contra la propiedad: en su mayoría estafas, encubrimientos, hurto de automotores y amenazas, todo en relación a vehículos automotores .

Se indica que la actividad de la asociación se inicio al menos en el mes de enero y hasta el mes de mayo en que fueron detenidos, lapso en el cual cometieron un numero indeterminado de delitos, que constituían el objetivo de la asociación. Dichos ilícitos fueron perpetrados en las ciudades de Trelew, Puerto Madryn y Tecka. En ese interìn existió permanencia, planificación y acuerdo entre los miembros a los efectos de la comisión de los distintos hechos, cumpliendo cada uno un rol determinado con miras a la asociación. En esta estructura consolidada a efectos de lograr los fines criminales, cada uno de los integrantes contribuyó para que puedan apoderarse ilegítimamente de distintos vehículos, sacarlos de las ciudades donde se encontraban los damnificados en algunos casos, encargarse de la comercialización, todo destinado a efectuar transacciones y otros negocios fraudulentos con los vehículos.

Con respecto a los roles de cada uno de los integrantes, Nahuel Ezequiel Bidera Arevalo, vendía o permutaba vehículos sustraídos por otros automotores con documentación de origen legal, siempre negociando a menor precio que en el mercado legal y ofreciendo facilidades de pago, para ello, engañaba a las víctimas refiriendo su estado policial. Posteriormente, a través de la red social Facebook junto a los demás integrantes de la organización, utilizando perfiles de los miembros y de sus teléfonos celulares, llevaban adelante operaciones espureas. Su pareja Barragan Desiree Celeste, aportaba el rodado donde se conducían a contactar a las víctimas, y amenazaba posteriormente a las mismas manifestándole que era policía, y que le iba a pedir el secuestro del rodado en caso que no hicieran lo que la asociación quisiera.

Por su parte, Eduardo Javier Bertini Williams, junto a su padre Eduardo Jesus Bertini Rivas, ocultaban los vehículos sustraídos en el patio de su propiedad sita en Santa Fe Norte de Trelew, y en el caso de Bertini (h) se encontraron tres llaves de dichos vehículos en su poder; mientras Bertini Jesus, vendio la casilla propiedad de Carlos Vera, la que también oculto en el patio de su casa, sin conocimiento de su titular, publicando la misma en la red social Facebok. En tanto Carlos Maria Arevalo, participaba de las estafas de al menos en cinco de los seis hechos, haciéndose pasar por nombres supuestos del vehiculo sustraído y comercializado en la localidad de Tecka, y a su vez engañaba a las mismas a través de las transacciones que realizaba, y en algunos casos amenazaba a la víctima, al igual que Eduardo Jesus Bertini Rivas y Pamela Barragan. Aportaba también el teléfono celular, para que Nahuel Ezequiel Bidera, concretara las estafas y luego cuando las víctimas llamaban, decía desconocerlas, facilitando asi el ocultamiento de Nahuel Ezequiel Bidera, como vendedor. Esta forma de actuar de los integrantes de la banda se ha constatado en al menos seis hechos.

Condenas

De esta manera, el Juez Marcelo Nieto Di Biase, teniendo en cuenta el reconocimiento de los hechos y el acuerdo de partes hizo lugar a la solicitud fiscal y determinó la pena de tres años de prisión en suspenso mas el pago de costas consistente en 42 JUS, lo que implica un importe de cerca de 75 mil pesos que deberán abonar en el término de diez días. También la pena implica la prohibición de acercamiento y cualquier tipo de contacto con las víctimas y la firma en la oficina de ejecución cada tres meses, dejándose aclarado que cualquier violación a los requisitos impuestos significará la inmediata detención y cumplimiento de la pena en forma efectiva.

Calificaciones

Así, Nahuel Bidera fue condenado por ser miembro de asociación ilícita en concurso real con estafas reiteradas, tres hechos, en concurso real con encubrimiento, dos hechos; Bertini Salinas Williams como miembro de asociación ilícita en concurso real con encubrimiento, dos hechos en concurso real con tenencia ilegal de arma de fuego, en concurso real con estafa, un hecho; Eduardo Bertini Rivas, miembro de asociación ilícita en concurso real con amenazas, en concurso real con estafa, un hecho; Pamela Desiree Barragán, miembra de asociación ilícita en concurso real con amenazas y en concurso real con estafa, un hecho y Carlos Arévalo, miembro de asociación ilícita en concurso real con estafa, un hecho, en concurso real con amenazas. Cabe destacar que todos fueron defendidos por el abogado Abdón Manyauik.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados