Curros

Causa escuelas: fiscales investigan la ruta del dinero y de los cheques que monopolizaba Schmidt

Los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams siguen la ruta del dinero y de los cheques de la causa que investiga presuntos sobreprecios y direccionamiento en las reparaciones de establecimientos educativos en toda la provincia.

La primera conclusión a la que llegaron los representantes del Ministerio Público Fiscal a través de información sensible aportada por entidades bancarias, es que el dueño de las empresas Lada Construcciones y Ramida SRL, Richard Schmidt «monopolizó» todos el depósito y cobro de los cheques del total de las 24 escuelas que debían repararse en Rawson.

Para los fiscales, Schmidt era «el recaudador». «Nos están llegando los informes de los bancos por la ruta de los cheques y del dinero para las reparaciones de las escuelas», confirmó Rodríguez a diario EL CHUBUT.

Rodríguez relató a este diario que los cheques de las refacciones en las escuelas de Rawson «los monopolizaba todos Schmidt» y advirtió que están investigando un presunto efecto dominó en otras ciudades.

COMO FUNCIONABA LA RUTA

El fiscal describió que desde el Ministerio de Educación -a través de la extitular de la cartera y diputada provincial electa, Graciela Cigudosa- transferían los fondos a las cuentas de cada colegio. A partir de ahí, el directivo del establecimiento emitía el cheque, los empresarios los retiraban y se los entregaban todos a Schmidt.

«En las que reparaba Calypso, el cheque muchas veces lo retiraba Daniel Gel (dueño); en otras había ganado Gefer y lo retiraba Gel u otra persona; en otra Santucho; en otra escuela lo retiraba Schmidt por Lada; y en otros casos pasaba Daiana Enrique por Ramida», confesó Rodríguez.

«Una vez que tenían todos los cheques, se los llevaban a Schmidt, que los endosaba en la parte de atrás y los depositaba o los cobraba directamente en el Banco», sentenció Rodríguez a EL CHUBUT, desentramando el modus operandi.

Agregó que «todos los cheques tenían la firma de Schmidt».

Con este accionar, la parte acusatoria tiene bien aceitado el funcionamiento y los roles de cada uno de los imputados en la causa.

«Supuestamente competían empresas que no se conocían entre ellas y que presuntamente se trataba de una sana competencia», dijo Rodríguez, aunque se preguntó: «Cómo fueron a parar todos los cheques a Schmidt si supuestamente no se conocían y si había una sana competencia», remarcó.

El Chubut

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados