Policiales

Río Mayo: tercera jornada de juicio contra Napal por tentativa de homicidio doblemente agravado

En la sala de audiencias de la oficina judicial de Sarmiento, se escucharon los testimonios de diez profesionales, integrantes del área de salud , la brigada de investigaciones, el Equipo Técnico Multidisciplinario (E.T.M), y el laboratorio regional forense,  respectivamente. En este contexto, los médicos, confirmaron que Yoahana Terán,  llego en estado crítico al hospital regional y corrió riesgo de vida.

Para mañana, desde las 08:30, se recepcionaran ocho testimonios,  mediante el sistema de video conferencia, desde las oficinas judiciales de Rawson, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia. Asimismo, está previsto, que las partes desarrollen sus alegatos finales, en  el marco del juicio oral y público contra Martin Edgardo Napal (31).

En la continuidad de las audiencias de debate, dos integrantes de la brigada de investigaciones de Sarmiento, relataron su intervención, en la investigación de la causa. En este sentido, señalaron que en una entrevista realizada a la víctima, la mujer,  pudo confirmar que en la madrugada del 19 de mayo del 2018,  escucho un fuerte ruido que la despertó. Luego, observo la figura de una persona,  que salía hacia el exterior de la vivienda por la ventana de su habitación. Alli, advirtio que tenia un cuchillo clavado en su espalda y pidio ayuda a su madre.

En este orden, Yohana Terán, aseguro a los investigadores,  que la relación con Martin Edgardo Napal, estaba en una etapa de distanciamiento.

Con respecto, a su teléfono celular, sostuvo que, su hijo -de cinco años de edad- y el imputado, eran las únicas personas que conocían la clave. En este marco, también,  afirmo que el padre de sus hijos, nunca había estado en la vivienda, que compartían junto a su madre.

Perdió la capacidad de tener hijos propios

En tanto, los cirujanos,  que atendieron a la víctima, durante la jornada del 19 de mayo del año pasado, relataron las dos intervenciones quirúrgicas,  que debieron realizar a la paciente. En este contexto, informaron que la mujer, ingreso con un shock hipovolemico y su condición de gestante, provocaba que su sistema circulatorio, derivara la sangre al niño, poniendo a Yoahana Terán en situación de riesgo de vida.

Por otra parte,  señalaron,  que la decisión de extirpar el útero de la mujer,  tuvo como principal consecuencia, la perdida de la capacidad de tener hijos propios.

Finalmente, la doctora en bioquímica del laboratorio regional forense, Noelia Massari, describió los objetivos de las pericias y estudios genéticos efectuados, por pedido de los investigadores.

Asimismo, el informático Jorge Gonzales,  integrante del Equipo Técnico Multidisciplinario (E.T.M) del Ministerio Publico Fiscal, explico las pericias efectuadas, en los equipos telefónicos de la víctima y el imputado.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía,  ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo, de una cucheta. En la habitación,  también se encontraba  su otro hijo,  de 5 años.

En este marco,  los investigadores,  señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen, del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la víctima, logro despertarse  y comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana,  llego de forma inmediata y le quito el puñal que tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal,  se escapo por la misma ventana,  que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima,  fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos,  le realizaron intervenciones quirúrgicas,  para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana,  perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado,  y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella,  se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado,  y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado,  tenía una personalidad celotipica. También, se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores,  mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres, presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas, manifestaron que Napal no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas. En consecuencia, desobedecía las órdenes judiciales de prohibición de contacto, emitidas por el Juez civil de Sarmiento.  Asimismo, la fiscal Vázquez,  confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM),  diagnostico al procesado,  como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora,  agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera. También se habría llevado  una radio y un  pen drive. Todos los elementos,  eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías,  encontraron la radio y el pen drive,   afuera de la casa de la familia de Yohana Teran. Estaban tirados en la vereda. En tanto, el dinero,  nunca  fue hallado.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados