Editorial

La UCR desconoce radicalmente a Gustavo Menna

Mientras que en la política nacional “Los radicales del interior ya no quieren saber más nada con Macri Presidente”, en Chubut, los correligionarios ya no quieren saber más nada con Menna gobernador, en criollo: le soltaron la mano.

Haz lo que yo digo, no lo que yo hago

Luego del cimbronazo electoral el pasado 7 de abril que terminó con las expectativas de Cambiemos como posibilidad de gobierno, la visibilidad del pacto “Cambiemos Al Frente” entre Menna y Arcioni transformó rápidamente la depresión radical en un dulce egoísmo donde “sálvese quien pueda”. El acuerdo salió a la luz a través de los hechos, el acomodo de Gustavo Aguilera en el ministerio de infraestructura de la provincia, hermano de Andrea Aguilera, primera candidata a diputada por Cambia Chubut, fue el detonante final para el éxodo correligionario.

Bajo el pretexto de alejarse del gobierno nacional, los frentes internos de la UCR provincial comenzaron a tirar bengalas de rescate por distintos medios de comunicación para reagrupar a los heridos, sin contar que en realidad, nadie quiere subirse a una ambulancia que acaba de chocar.

Mas vale solo que mal acompañado

Inmediatamente después de la derrota en las PASO, el diputado provincial Eduardo Conde de la UCR, consideró que la Convención Nacional del radicalismo «debe reunirse urgentemente» para rediscutir la relación y el papel del radicalismo dentro de la alianza Cambiemos. Es decir, aún faltando dos meses de campaña, ya estaba proponiendo sacar los pies del plato, dando por terminada la campaña de Gustavo Menna.

De la misma manera, en Trelew, la concejal Florencia Rossi oficializó su alejamiento de la alianza Cambiemos, y conformó el bloque Unión Cívica Radical en el cuerpo legislativo de esa localidad. La concejal, aseguró que no fue una decisión espontánea ni unilateral, sino que cuenta con el acompañamiento de dirigentes y militantes del radicalismo que apoyan su postura.

Si te he visto no me acuerdo

En la misma localidad, otro radical, José María Ramón, ex precandidato a intendente por Cambiemos, selló un acuerdo con el intendente Adrián Maderna quien busca la reelección. El acuerdo, consiste en integrar a Ramón en el Organismo Municipal Regulador de los Servicios Públicos en la próxima etapa de gestión si Maderna reelige. De esta manera, el correligionario desconoce de pleno a la coalición que lo contuvo en su precandidatura y se olvida de Germán Larmeu, el candidato aún en carrera por la intendencia de la ciudad.

Para un radical, no hay nada peor que otro radical

En un claro golpe a César «el Oso» Herrera, actual presidente del partido a nivel provincial, el dirigente Mario Cimadevilla afirmó que «La UCR de Chubut no tiene conducción. Tiene una formal pero no tiene rumbo”.

También fue directo con la estrategia de campaña de Gustavo Menna, afirmando que «esto de haber nacionalizado la campaña y no haber puesto foco en los temas provinciales, y además vivir sacándose fotos con funcionarios nacionales, evidentemente no ayudó y la gente asoció esa oferta electoral con lo mal que la está pasando».El juego de las ambulancias chocadoras parece no tener freno, “el problema no es cambiemos, el problema es Menna” afirman los disidentes que hoy, con el diario del lunes, pasan factura de un lado a otro cual burócratas de una especie de “secretaría de hacienda electoral”.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados