Nacionales

Echaron a un gendarme que se sacó fotos con los Moyano

Participó este lunes del allanamiento en la sede de Camioneros de Buenos Aires. Las fotos se viralizaron en redes.

El gendarme que participó este lunes del allanamiento realizado en la sede del gremio de Camioneros y se mostró en fotografías con Hugo y Pablo Moyano, fue apartado de su cargo mientras que se analiza qué sanción.

Se trata de Carlos Ermindo Saldaño, segundo jefe de la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Gendarmería Nacional, quien fue separado preventivamente de su cargo hasta tanto se resuelva si situación, y cobrará el 50 por ciento de su sueldo, según se informó.

Tras el allanamiento realizado ayer en una de las sedes de Camioneros, del cual participó el fiscal de Lomas de Zamora que tiene a su cargo la investigación, Sebastián Scalera, se viralizó en las redes sociales una foto en la que se observa al gendarme Saldaño vestido con su uniforme, junto a Hugo y Pablo Moyano, en lo que se presume es la oficina de los sindicalistas.

Ese allanamiento fue en el marco de una investigación que tiene a Pablo Moyano como acusado de ser el supuesto jefe de una asociación ilícita.

Fuentes de Gendarmería aseguraron a Télam que las autoridades de la fuerza decidieron pasar a disponibilidad a Saldaño hasta tanto se resuelva su situación. El motivo del pase a disponibilidad, según explicaron los voceros, es «la falta de ética» del gendarme, «quien debía estar cumpliendo una orden judicial y no sacándose una foto con la persona a quien iban a allanar».

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, manifestó que «cualquier gendarme puede tener su corazón político, puede ser amigo o admirar a Moyano, pero no lo puede hacer en un allanamiento».

«Es una decisión personal» la afinidad política, pero no corresponde «en un allanamiento, durante la función y en un momento en que está siendo auxiliar de la justicia», añadió.

«Ha pasado a disponibilidad por no cumplir con su deber», dijo Bullrich, y afirmó en contacto con TN: «Esa es la consecuencia que ha tenido este comandante de Gendarmería, lamentable», porque «si hubiera querido sacarse una foto, lo tendría que haber hecho sin su uniforme, de manera particular».

«En ese sentido, somos abiertos. No creemos que las fuerzas de seguridad tengan que responder a un partido político, pero en un allanamiento no pueden tener una conducta impropia», finalizó la ministra.

 

ADNSur

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados