Chubut

Científicos alertaron que hay riesgos de inundaciones, problemas energéticos y falta de agua en el VIRCh

La comunidad científica pronosticó que en los años venideros Trelew y el Valle van a tener serios riesgos de inundaciones, deficiencias con el abastecimiento de agua y graves problemas energéticos, si el gobierno y otras instituciones no toman decisiones urgentes para sanear la cuenca del río Chubut.

El pasado 24 de abril, se concretó en Trelew el Encuentro del Comité de Cuenca del Río Chubut, con la presencia de especialistas del INTA, Conicet-Cenpat, la Red Eco Fluvial de la Patagonia y la Universidad.

Las conclusiones no solo son alarmantes para la población del Valle, sino que ponen el acento en la falta de articulación de políticas públicas para «discutir los problemas del agua, diseñar soluciones y desarrollar proyectos conjuntos».

Los científicos advierten que no hay ninguna perspectiva de desarrollo agropecuario ni energético posible en el Valle, si no se toman las previsiones necesarias para controlar la cuenca del río Chubut. Aseguran que en estas condiciones no es factible el proyecto de irrigación de la Meseta Intermedia. «Se recomienda la atención prioritaria de la seguridad de la población del Valle Inferior frente a las crecidas, supeditando cualquier futuro proyecto de ampliación de las áreas bajo riego a la ejecución de nuevos estudios de disponibilidad hídrica», advierten.

Los problemas con el río Chubut podrían darse por exceso o por falta de agua, si no se hacen las obras correspondientes.

Pronostican que podría haber fallos de estos dos tipos en el Dique Ameghino. «El Dique Ameghino tiene una capacidad significativa de regulación, pero los riesgos de fallos por caudal mínimo (imposibilidad de cubrir las demandas de agua de los distintos sectores del VIRCh), y de fallos por caudal máximo (ocurrencia de caudales que producen inundaciones) no son de ninguna manera despreciables», señala el informe.

Falta de agua

Proyectando el crecimiento poblacional, los científicos vaticinan que va a haber problemas con la demanda de agua. Pero a esto hay que sumarle los efectos del cambio climático, y el desarrollo de otras zonas agrícolas, que provocarían aún más desequilibrios en las condiciones actuales.

«Estos cambios se traducirán en reducciones en la producción de agua media anual del 40% (rango 20-60%) e indefectiblemente en disminuciones del caudal del río. Este nivel de reducción del caudal aumentará muy severamente la frecuencia de fallos de mínima en el VIRCh», dice el informe.

A estas complicaciones se le suman los efectos que podrían provocar en la cuenca del río Chubut el proyecto de la Meseta Intermedia, que pretende irrigar más 30.000 hectáreas. «En las condiciones planteadas no hay viabilidad técnica ni ambiental para una ampliación del área bajo riego dependiente de los aportes del Río Chubut en el Valle Inferior y su área de influencia, tal como el proyecto de Riego de 35.000 Ha en la Meseta Intermedia», dicen los científicos.

Riesgo de inundaciones

«Existe un elevado riesgo de inundaciones en el Virch producto de la gran reducción de la capacidad de transporte sufrida por el cauce del río Chubut debido al depósito de sedimentos desde la construcción del Dique Ameghino», determina el informe de la comunidad científica.

El Comité de Cuenca reconoce que no fueron analizadas con detalle las posibilidades que se repitan precipitaciones extraordinarias, pero deja en claro que hay un riesgo de inundación inminente. «La eventual ocurrencia sobre el VIRCh de eventos de precipitación similares a aquellos ocurridos en otras zonas de la provincia (e.g., Telsen, 2014; Comodoro, 2017) producirían descargas de magnitudes inéditas para el VIRCh», aseguran. «La ocurrencia de eventos sobre zonas cercanas (Río Chico, 2017) y el efecto que han tenido sobre el caudal del Río Chubut indican que generarían graves inundaciones», completa el informe.

Por otro lado, los científicos advierten que a raíz de estos desequilibros en la cuenca, el Dique Ameghino verá afectada su capacidad de producción. «La necesidad de destinar una gran parte de la capacidad útil del embalse Ameghino al control de las crecidas originadas en el Valle Medio y Superior, en combinación con la pérdida de conductividad del río aguas abajo del Dique Ameghino, se traduce en una reducción de los niveles de operación normal de la represa, afectando la capacidad de generación hidroeléctrica de la central Ameghino», concluye el informe.

 

 

El Chubut

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados