Policiales

A abuela de Trelew le robaron 100.000 pesos y más de 2.000 dólares con el cuento del tío

A una mujer de 70 años le robaron ayer en Trelew todos sus ahorros consistentes en 100.000 pesos y más de 2.000 dólares con el cuento del tío. Una joven la llamó por teléfono haciéndose pasar por una sobrina advirtiéndole que se venía «el corralito», que debía poner a salvo toda su plata y que le enviaría un amigo de confianza al que debía entregársela.

El ladrón fue hasta la casa, la víctima entregó una parte del dinero y le pidió que regresara más tarde porque tenía más.

El caso fue denunciado cerca de las 19 en la Comisaría Primera de esta ciudad por un hijo de la víctima, pero había sucedido alrededor de las 14. Minutos después que recibiera el llamado desde un teléfono fijo al que ahora la policía va a investigar.

Según el hijo de la abuela, la voz femenina que la llamó haciéndose pasar por una sobrina le pedía que juntara toda la plata y se la entregara al supuesto amigo de confianza que se la guardaría porque este viernes habría «corralito». Así dijo que le manifestaron a su madre para engañarla y llevarle todos sus ahorros.

El que pasó a buscar la plata era un individuo de 1.50 de estatura, de aproximadamente 35 años, pelo corto, tez blanca, delgado, y vestía un jean negro con una camisa blanca que tenía detalles oscuros.

Según consta en la denuncia que desde la Comisaría actuante dejaron trascender, en la primera ocasión se llevó 100.000 pesos y después que la propia víctima le pidiera que regresara por más, volvió a la casa a buscar unos 2.500 dólares que increíblemente la abuela le tenía preparados.

La policía cree que es la misma banda que entre finales del año pasado y comienzos de este cometió varios hechos en Trelew y Rawson. Primero golpean en una ciudad y a los pocos días lo hacen en la otra: no sería descabellado entonces pensar que la próxima víctima pueda ser de la capital provincial, en donde ya se han registrado algunos casos en las últimas semanas.

La Jefatura de Policía recomienda no proporcionar información -privada o familiar- por teléfono a desconocidos y mucho menos hacerles caso a aquellos llamados en los que «alguien» que dice ser pariente solicita dinero o advierte de una supuesta crisis bancaria, dando consejos de cómo poner a salvo algún ahorro que uno pueda llegar a tener en la casa. Así operan los delincuentes que hacen «el cuento del tío» y se aprovechan sobre todo de personas mayores, de los abuelos.

 

 

El Chubut

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados