Chubut

Radiografía de Cammesa, la mayorista de energía que pone en jaque el servicio eléctrico en Chubut

Entre diciembre de 2015 y marzo 2019, el costo de la energía que le vende a la SCPL aumentó un 1.300%.

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) es una empresa privada argentina, en teoría sin fines de lucro, aunque un 80% de su composición accionaria está representada por empresas vinculadas al sector, es decir generadoras y transportistas, mientras que el 20% restante está en manos del Estado nacional, representado por el Ministerio de Energía dela Nación. Entre diciembre de 2015 y marzo 2019, el costo de la energía que le vende a la SCPL aumentó un 1.300%.

Si bien su función es la de coordinar despachos de energía en el mercado eléctrico, a través del Sistema Argentino de Interconexión (SADI), entre sus facultades se cuenta también “la gestión de las operaciones de facturación, cobro y finanzas de los fondos de mercado”, según informa el sitio especializado BNamericas.Store.

Quienes conocen el sistema, añaden que en definitiva la administradora representa el interés de los generadores, transportistas y grandes distribuidores, por lo que en la práctica responde al objetivo mayoritariamente privado, pese a la participación del Estado nacional en forma minoritaria, actuando como un ente recaudador del producto de la energía.

Un proceso recaudador que se aceleró en los últimos 3 años: en diciembre de 2015, la factura abonada por la SCPL a CAMMESA fue de 8,2 millones de pesos. A partir de febrero de 2016, con el inicio de las actualizaciones tarifarias periódicas, esa factura fue creciendo hasta superar el 1.300% en marzo de 2019: alrededor de 112 millones de pesos.

A su vez, la SCPL recauda hoy entre 80 y 90 millones de pesos por mes, a raíz de que la última actualización de tarifas se remite a junio del año pasado, con valores de febrero de 2018. Posteriormente, CAMMESA aplicó otros dos incrementos, con un 20% en septiembre y algo más del 27% en enero de 2019. Esas dos últimas actualizaciones, que no fueron autorizadas por el municipio comodorense para trasladar a los usuarios residenciales, generan el déficit entre lo recaudado y lo efectivamente abonado, según argumentan desde la SCPL.

 

ADNSur

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados