Nacionales

Macri deberá responder sobre el ARA San Juan

Mauricio Macri recibió un cuestionario de preguntas centrado en su conocimiento del estado del submarino ARA San Juan, que deberá responder en el transcurso de la próxima semana. Se trata de un pedido de Luis Tagliapietra, querellante en la causa por el hundimiento del submarino y padre de uno de los 44 tripulantes fallecidos. La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, dio lugar al pedido, dado que Macri, en su carácter de presidente de la Nación es además el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

«¿Usted sabía que el ARA San Juan llevaba 45 meses sin ir a Dique Seco cuando doctrinariamente y acorde a las indicaciones del fabricante tenía que ir cada 18 meses?», es la primera pregunta que deberá responder Macri. La siguiente es: «¿Cómo y por quién se notificó de la desaparición del submarino; qué explicaciones le dio esa persona y qué medidas tomó al respecto?»

En tanto, la tercera pregunta es: «Como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, ¿estaba informado sobre el estado de alistamiento de las fuerzas y en particular del ARA San Juan?».

Además, se exige a Macri que “explique todas las medidas tomadas por usted durante el transcurso de esta investigación», y que precise si tuvo conocimiento de que se le diera aviso al Reino Unido de la tareas de patrulla que realizó el ARA San Juan en virtud de los acuerdos de Madrid.

Tagliapietra también solicitó una ampliación testimonial para el ministro de Defensa, Oscar Aguad, que anteriormente había declarado por escrito en la causa. En noviembre, cuando se localizaron los restos del submarino, la magistrada consideró que Macri “en la cadena de responsabilidades estaría muy lejano”.

El ARA San Juan zarpó desde Ushuaia rumbo a Mar del Plata en noviembre de 2017 y perdió contacto a la altura del golfo de San Jorge el día 15, a 450 kilómetros de la costa. Recién fue hallado el 17 de noviembre de 2018, dos días después del primer aniversario de la desaparición. El hallazgo lo hizo el Seabed Constructor, un buque de la empresa Ocean Infinity, contratada por el Estado, que trabajó más de dos meses en el área de búsqueda y lo encontró cuando estaba a punto de abandonar sus tareas.

Se comprobó que el submarino había sufrido una explosión interna, algo detectado en la zona de su desaparición el día que perdió contacto. Con la certeza del final trágico de su viaje y las 44 muertes, comenzó el debate judicial para comprobar responsabilidades en el mantenimiento de la nave y por eso debe responder ahora la máxima autoridad política del país.

 

 

Pagina 12

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados