Curros

Fiscal Rodríguez: “daban una apariencia de leal competencia cuando estaba todo fraguado”

El encargado de la investigación que apunta a empresas y contratistas, con un señalamiento a la ex ministra Graciela Cigudosa, comentó detalles de las tareas realizadas hoy.

El fiscal Omar Rodríguez encabeza la investigación por las contrataciones directas en escuelas de Chubut y hoy viernes concretó allanamientos y una detención en el curioso caso de un empresario que quiso borrar evidencia tirando un documento por el inodoro. Había connivencia entre las empresas que iban a la compulsa de precios, lo que es un fraude.

“Era un grupo de empresas que pergeniaron con funcionarios del Ministerio de Educación quedarse con estas obras de refacción de las escuelas. La modalidad era dar una apariencia de que estaban compitiendo cuando estaba todo fraguado y estaban de acuerdo previamente. No existió cotización verdadera, ni siquiera la apertura de sobres fue verdadera”, indicó Rodríguez en El Comodorense Radio por FM La Petrolera 89.3 MHz.

“En el cuadro comparativo parece que compiten personas que no se conocen cuando en realidad tienen vínculos cercanos. Algunos son ex empleados, otros parientes o amigos. A los ojos de un tercero, no se daba cuenta; cuando surge la investigación, claramente es una maniobra para defraudar más allá de los sobreprecios”, describió Rodríguez.

El fiscal señaló que en la investigación realizada en Rawson y Playa Unión se detectó una defraudación por 1,4 millones de pesos. A su vez, indicó que es sólo un adelanto del 50% y que no fue mayor porque comenzó esta investigación luego de la denuncia surgida desde diputados provinciales y que trabó esta maniobra.

En ese marco, señaló que una resolución le asigna responsabilidad a las delegaciones del Ministerio cuando, y en palabras del fiscal, “esto estaba digitado previamente”. Todavía falta el trabajo para detectar cómo fueron los negociados en otras localidades, en especial en Comodoro Rivadavia.

“El propietario de una empresa hizo desaparecer un documento que lo teníamos listo para ser ensobrado y secuatrado. Ese documento apareció en el interior de la cañeria del baño y otra en la cámara séptica en el patio. Se pudo reconstruir y comparar con las fotografías que ya habíamos hecho. Eso demostró claramente la intención de borrar evidencia”, relató.

 

El Comodorense

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados