fbpx
Curros

Espionaje y extorsión con fuertes ribetes en Chubut: involucran a un primo de Marcos Peña

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Un empresario patagónico habría denunciado a dos diputados y al pariente del jefe de gabinete para presionarlo a que ceda su empresa de servicios petroleros.

El dueño de la firma OPS, Mario Cifuentes, habría denunciado ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que varias personas se reunieron con él para presionarlo: dos diputados enviados por un primo de Marcos Peña. El empresario había denunciado extorsión por parte de Marcelo D’Alessio, involucrando también al periodista Daniel Santoro.

A esto, un empresario de la construcción, con vínculos con el PRO, sería citado a indagatoria en Comodoro Py puesto que habría utilizado los servicios de D’Alessio para apretar a Cifuentes.

El periodista Juan Alonso adelantó a través de Twitter: “Es penoso que Marcos Peña Braun no haya explicado por qué un familiar suyo se habría reunido con el empresario patagónico Mario Cifuentes para apoderarse de su empresa de servicios petroleros en un claro accionar de extorsión entre D’Alessio y su banda de espías”.


A continuación, agregó: “El empresario Mario Cifuentes denunció ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que varias personas identificadas como X1, X2, X3, y X4 se reunieron con él. Dos serían diputados supuestamente enviados por un primo de Marcos Peña Braun”

Según publica Urgente 24, el martes 26 de febrero, Mario Cifuentes, dueño de la firma OPS, se presentó a declarar en Dolores ante Ramos Padilla. El empresario sería el primero en ser extorsionado por el falso abogado y presunto espía Marcelo D’Alessio y habría presentado un pendrive con capturas de pantalla de chats entre D’Alessio y él.

A Cifuentes lo habría citado Ramos Padilla debido a que en la investigación que lleva al mando sobre el presunto espionaje, encontró documentos en los que había información de sus entradas y salidas del país, listados de llamadas telefónicas, datos sobre sus empresas y su familia.

Según su declaración, Cifuentes habría conocido a D’Alessio en el verano del 2018. En ese momento estaba buscando un comprador para su empresa, que tenía serios problemas financieros, y luego de varias negociaciones con supuestos empresarios que representaban a un inversor fue llevado a la casa de D’Alessio en el country Saint Thomas Este, de Canning.

“D Alessio fue parte de una maniobra para quedarse con OPS”, dijo Cifuentes a la prensa. La empresa de servicios petroleros decretó su quiebra. “(D’Alessio) Me extorsionó y me amenazó. Al final, me pidió US$1.2 millones para que mi empresa quedara ‘limpia’, pero yo nunca le había pedido nada porque no lo necesitaba.”, habría declarado entonces Cifuentes

Ahora estaría involucrando a cuatro personas más, entre ellas a dos legisladores aparentemente de Cambiemos enviados por un pariente del jefe de gabinete Marcos Peña. Una serie de maniobras que estarían destinadas a quedarse con OPS.

 

 

 

El Comodorense

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados