Economía

Los 7 productos que aumentarán sus precios tras la nueva devaluación

 

Sólo en marzo, el dólar subió más de un 10 por ciento, por lo que los economistas ya advierten que habrá nuevas subas. Qué, cuándo y cuánto aumentará.

Luego de la fuerte suba del dólar, que en la jornada del miércoles volvió a romper su techo histórico y cerró al borde de los $45, sólo es cuestión de días para que el traslado de la nueva devaluación impacte en los precios. De las naftas a la harina, aquí se indica cuáles son los productos que más podrían subir y a qué estrategias se puede recurrir para evitar que el impacto inmediato.

El golpe más evidente llegará el lunes, cuando suban nuevamente las naftas, en promedio un tres por ciento. Si bien se trata de una cuestión impositiva que ya estaba prevista, los empresarios del sector admiten que con la suba del dólar registrada en el último mes, deberían ajustar los precios entre un cinco y un 10 por ciento en las próximas semanas.

La suba en los precios de los combustibles tiene como consecuencia casi inmediata el incremento en todos los productos de consumo masivo, justamente porque se encarece el precio de traslado. La gran duda de los economistas es qué porcentaje de la nueva devaluación del peso se trasladará a las góndolas, teniendo en cuenta la estrepitosa caída del consumo.

La última encuesta de supermercados realizada por el Indec reveló esta semana una caída del 10,5 por ciento en las ventas de enero, comparadas con el mismo mes de 2018. Damian Di Pace, de la consultora Focus Market relevó que la caída del consumo en febrero fue del 11,3 %. El economista señala a BigBang que el impacto casi inmediato de la suba del dólar se verá reflejado en el precio de las naftas, los alimentos de consumo masivo y, en menor medida, los bienes durables (electrodomésticos y tecnología, por ejemplo) donde los empresarios tienen menos margen para aumentar los precios, justamente, por la caída de las ventas. Tampoco descarta que las tarifas de los servicios públicos sufran nuevos incrementos.

Sube, sube, sube

Pero más allá de la nafta y los bienes durables, los expertos en consumo anticipan que en las próximas semanas podrían llegar las nuevas listas de precios con subas en los productos cuya materia prima sea la harina, como así también los lácteos y todos los tipos de carne. “Si se habla de productos atados al dólar, todo va a aumentar”, explica a BigBang Carolina Suárez, experta en relaciones de consumo, que remata: “Todo lo que viene de afuera se va a ver afectado”.

“Todo va a subir”, resume el economista Juan Valerdi mientras baja de su auto las compras que acaba de hacer en un supermercado mayorista para protegerse de los futuros aumentos. “Cuando sube el dólar, yo voy al supermercado”, relata. Consultado por BigBang, Valerdi señala que en los productos importados o aquellos que requieran de elementos importados la suba será instantánea, mientras que en aquellos que sean “exportables”, tal vez se prolongue más la remarcación de productos.

Valerdi anticipa una suba en las frutas, los lácteos y todos aquellos productos que incluyan una cadena. En el caso de la carne, asegura que la suba será por razones “indirectas”, ya que el grueso de la carne no se exporta, pero el que fija el precio toma como referencia los valores de exportación.

Sostener la góndola

“Los productos que tengan margen importante de ganancia van a ser los que menos van a acompañar la inflación para poder vender su producción”, analiza Valerdi. Suárez pone como ejemplo a una marca que produce tapas de tartas y empanadas que atraviesa una compleja situación económica: “No va a mandar más aumentos por la caída del consumo, va a tener precios más económicos”.

Di Pace tampoco es optimista: “No veo un crecimiento de consumo pronto. Cuando cae el poder adquisitivo respecto al salario caen los volúmenes de venta. ¿Qué significa que crece la pobreza? Que hay gente que está comiendo menos”.

Cómo ahorrar

No son grandes estrategias y, tarde o temprano, la suba se hará sentir en todos los bolsillos:

Ante la suba de las naftas: anticiparse a la suba y llenar al máximo el tanque de nafta del auto.

Alimentos: el incremento en las góndolas sin dudas se hará sentir, aunque hay algunas estrategias como abastecerse de mucha mercadería antes de los nuevos incrementos o recurrir a los supermercados mayoristas.

¿Segundas marcas? Di Pace dice que la caída del consumo es tan fuerte que ya arrastra a las segundas marcas. “El año pasado caían las ventas de las primeras marcas y crecían las segundas. Ahora las segundas también caen, pero menos”, explica. Un reciente informe de la consultora Taquión, al que accedió BigBang, revela que el 78,6 por ciento de los consultados cambió a segundas marcas o marcas más económicas. Sólo un 19,2 afirmó que continúa comprando las mismas marcas que siempre.

 

ElComodorense

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados