fbpx
Curros

Le devuelven campos en Chubut a un grupo ruso acusado de lavar dinero

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

La denuncia fue de un Banco ruso que le prestó 180 millones de dólares a Alexander Katunin, un megaempresario. Lo investigaron para saber si desvió el dinero para blanqueo de activos. Compró campos en la provincia que fueron embargados por estas sospechas. La causa se cerró con sobreseimiento.

La Justicia Federal sobreseyó a 5 argentinos y 3 rusos sospechosos de integrar una presunta red de lavado de dinero. Les devolvió campos por 9.800 hectáreas en Chubut que estaban en la mira ya que se los consideraba compras hechas para reciclar fondos. Lo decidió por mayoría la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal.

La denuncia original fue de los apoderados del banco VTB Bank, el más grande de la Federación Rusa. Otorgó préstamos por U$S 180.000.000 a favor de un grupo de empresas cuyo beneficiario era Alexander Yacovlevich Katunin. Según crónicas de la época, un oligarca ruso que fue muy cercano al presidente Vladimir Putin.

Maniobras

Esos préstamos habrían sido desviados con “maniobras fraudulentas, sobreprecios, presentación de certificados apócrifos de inversión y sociedades off shore en paraísos fiscales, empresas fantasma y demás estructuras sospechosas de fraude financiero y lavado de activos”. Siguiendo la “ruta del dinero” se detectaron movimientos e inversiones en Finlandia, Islas Vírgenes Británicas, Chipre y Argentina.

Katunin habría ocultado y reciclado el capital mediante inversiones sospechosas en emprendimientos como la compra de la Estancia Mamul en Chubut, bienes raíces, industria hotelera y gastronómica, automóviles y maquinaria agrícola.

Le imputaron haber usado como testaferros a su mujer Tatiana Katunina, su hijo Vladimir Aleksandrovich Katunin y su socio/amigo Giuseppe Mannina. Creó en Chubut la sociedad anónima “Rosario del Lago SA” y el fideicomiso “Rosario del Lago” para presuntamente ocultar las maniobras. “En las declaraciones juradas ante la AFIP no registran ventas ni costos operativos, y del reporte de operación sospechoso resalta la falta de respaldo de depósitos diversos en efectivo y cheques”, dijo la querella.

Pero tras varias medidas de prueba, el 21 de junio de 2018 el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1 de Capital Federal archivó el caso y sobreseyó a Dolores Basualdo, Alejandro Walker, Martín Caselli, Patricia López Aufranc, Martín Sere, y al trío Katunin.

Se levantó el embargo sobre los siguientes inmuebles en Chubut: lote 80-A de la Colonia 16 de Octubre; parcela 5 del sector 1 de la circunscripción 3 de Trevelin, y lotes 73-D y 73-C de Trevelin, todos del departamento Futaleufú.

Los apoderados del Banco ruso, Roberto Durrieu Figueroa y Pablo Tornielli, apelaron. Pero el 21 de agosto del año pasado la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal confirmó la resolución. Consideró que los rusos no tenían antecedentes y ya contaban con fortunas de la industria siderúrgica y minera, que podía justificar su despliegue económico en Argentina. Según las escrituras, el testimonio del vendedor y las transferencias bancarias, la compra de la “Estancia Mamul” fue anterior a los créditos del Banco ruso.

Insistencia

La querella insistió ante Casación. Planteó que los rusos habían creado sociedades “fachada/cáscara” para adquirir con capitales extranjeros, a precio vil y de modo irregular la estancia, ubicada en la Zona de Seguridad de Fronteras de Argentina. Estaba valuada en entre 30 y 40 millones de dólares Consideró que Chubut fue parte del destino final de los fondos espurios, para reinvertirlos, reciclarlos y ocultarlos con lavado de activos.

Argumentaron que había indicios de que la compra del campo en nuestra provincia había sido una maniobra. Y postularon “evidencia clara” de que la oficina del Ministerio del Interior que supervisaba la compra del campo en manos de extranjeros, desde su solicitud en 2007 hasta su autorización de compra en 2014, actuó con irregularidad, ya que no había constancias de que la familia Katunin haya justificado el origen del dinero.

Cierre

Por eso pidieron anular el cierre “intempestivo y sospechoso” de la investigación y seguir con las medidas de prueba: exhortos internacionales, la tasación oficial del campo, identificación de documentos apócrifos, hostigamientos, corroboración de testigos falsos y evaluación de las declaraciones de “arrepentidos de lavados”, entre otras.

Dos a uno

Pero el camarista Juan Carlos Gemignani decidió que los sobreseimientos eran correctos. No había ninguna causa por la presunta defraudación al Banco querellante. Consideró “irrazonable” analizar el delito de lavado cuando no se había demostrado el origen sucio de los fondos supuestamente reciclados en el país.

En cambio, Hernán Borinsky opinó que los sobreseimientos no tenían “un análisis integral y suficiente” de las evidencias.

“”La decisión de desvincular definitivamente a los imputados es prematura a esta altura de la investigación”. Por ser una pesquisa compleja con movimientos de dinero trasnacionales, “es necesaria la adopción de diversas medidas de prueba tendientes a esclarecer los hechos, determinar sus posibles implicancias penales y dilucidar si existe responsabilidad de los imputados”.

Desempató Gustavo Hornos y coincidió con el sobreseimiento. “La sentencia recurrida está correctamente fundada en las pruebas recolectadas en la instrucción, que incluye actas de allanamiento, documentación, exhortos a otros países, entre otros, y no presenta fisuras de razonamiento”.

Estaba probado que la Operación Mamul era anterior al préstamo ruso. En esta línea, el miembro de la Sala IV descartó de parte del grupo ruso supuestas operaciones de intermediación financiera sin autorización, contrabando de divisas y fraude fiscal en Chubut.

 

 

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados