Nacionales

Iban 15 a bordo de una camioneta y chocaron en Carmen de Areco: 9 muertos

Nueve muertos. Ese fue el resultado fatal de un choque entre una camioneta y un camión: el impacto se produjo este domingo en el cruce de la ruta nacional 7 con la ruta provincial 51, cerca de Carmen de Areco.

Según describió el coordinador de la dependencia local de Defensa Civil, José María Véliz, «en la camioneta viajaban 15 personas: venían por la ruta 51, en dirección a Chivilcoy, y el impacto se produjo al momento de cruzar la ruta 7, con un camión que viajaba en sentido Buenos Aires-Mendoza». Fuentes policiales confirmaron que cinco de los nueve muertos eran menores de edad. Véliz sumó que «la camioneta es una Chevrolet S-10 doble cabina y el camión es un Volvo de semi-hacienda. Los que viajaban en la camioneta, presumiblemente, habrían pasado el día en un balneario», probablemente en Carmen de Areco o Arrecifes.

El funcionario de Defensa Civil explicó que quedaban dos cuerpos atrapados en la camioneta. «Cuando llegó el operativo de policía, bomberos y servicio de emergencias, ya había ocho muertos», confirmó Véliz. La novena víctima, un menor, falleció ya en el hospital de Areco, donde este lunes a la mañana estaban en la morgue los cuerpos de las cinco víctimas, una de ellas, un bebé de solo un año, identificado como Santino Rodríguez.

Los heridos fueron trasladados al hospital Hospital Nuestra Señora del Carmen de Carmen de Areco, y los dos más graves (ambos menores) fueron derivados al hospital San Felipe de San Nicolás, de mayor complejidad.

Este lunes por la mañana, el Ministerio de Salud de la Provincia difundió un nuevo parte médico. De los internados en San Nicolás, una nena de tres años evoluciona bien, mientras que un nene de siete sigue en estado crítico, con fracturas de cráneo y de órbita, traumatismo de abdomen y de tórax cerrado, y contusión pulmonar. Los dos adultos (Natalia Tolosa, de 31 años, y Héctor Mercado, de 21) y una de las nenas de tres años internadas en Areco con escoriaciones serán dadas de alta en las próximas horas, mientras que otra nena –identificada como Pilar Moyano, también de tres años y en el mismo centro de salud con una fractura de fémur– continuará hospitalizada.

La jefa del servicio de terapia intensiva pediátrica del San Felipe precisó que el nene de 7 años ingresó como NN y que aún no tuvieron contacto con ningún familiar. Respecto de la nena, están esperando que llegue una tía materna para poder bajarla a la sala común: su mamá falleció en el accidente y su padrastro es el joven internado en Areco.

Según describió a este diario Carlos Victori, director ejecutivo del hospital de Areco, la gravedad de las lesiones dependió del lugar de la camioneta en el que iban los heridos. «Había mucha gente viajando en la caja», confirmó el médico. Todos los heridos están asistidos por un equipo de psicólogas y trabajadores sociales.

Juan Ignacio Battaglia, el conductor del camión que transitaba por la ruta 7, «no resultó herido aunque estuvo en estado de shock y luego fue trasladado a la comisaría para prestar declaración», señaló el titular de Defensa Civil. «A esa altura, la ruta está en perfecto estado y su señalización es correcta. Es el cruce de una ruta nacional con una provincial: tiene prioridad quien viene por la nacional. El impacto fue en el costado de la camioneta, del lado del conductor. Se presume un error humano de quien venía por la ruta provincia y debía cruzar la 7: no habría respetado la prioridad de paso. No es un lugar en el que ocurran accidentes de esta magnitud, pero es un cruce peligroso en el que hay que prestar mucha atención», sumó Véliz.

El lugar donde ocurrió el accidente del domingo, este lunes a la mañana. (Jorge Sánchez)

El lugar donde ocurrió el accidente del domingo, este lunes a la mañana. (Jorge Sánchez)

El intendente de Carmen de Areco, Marcelo Skansi (representante de Nueva Alternativa Carmeña, un partido local de corte independiente), coincidió. Y explicó a Clarín que si bien “está proyectada una elevación de la ruta nacional 7, un puente que pasaría por encima de la 51”, el accidente “tuvo que ver la conducta humana, sea distracción o que el conductor no frenó, porque hoy el lugar está muy bien señalizado, bien mantenido, el pasto está corto, los carteles son visibles. Las dos rutas hacen una bifurcación a unos 300 metros antes del cruce y el conductor está avisado de que tiene que disminuir la velocidad”.

El camión que embistió a la camioneta. (Jorge Sánchez)

El camión que embistió a la camioneta. (Jorge Sánchez)

Precisamente, aclaró, no es tan usual que haya choques en ese cruce, “a diferencia de la intersección de la ruta provincial 41 con la nacional 7, donde sí hay accidentes más seguido. En la 51 hubo trabajos interesantes de repavimentación. Ambas rutas estaban en buen estado”.

Respecto de las condiciones en las que circulaba la camioneta (con 15 personas a bordo, varias de ellas en la caja trasera del vehículo), el intendente remarcó que “se hacen controles habituales de la Policía de la provincia de Buenos Aires, pero tampoco puede controlarse cada lugar las 24 horas. Sí hay radar a unos metros del lugar que invita a la gente a cuidarse un poco más del exceso de velocidad”.

Si bien en un primer momento había trascendido que había 16 ocupantes en la camioneta, con el correr de las horas se confirmó que eran 15. A la vez, en un principio fuentes de Defensa Civil y policiales aseguraron que quienes viajaban en esa camioneta pertenecían a la comunidad gitana, aunque luego se desdijeron y sostuvieron que no eran miembros de esa comunidad y que eran dos familias amigas del oeste del GBA. Una de ellas tiene domicilio en la localidad de Hurlingham. La causa, investigada como homicidio culposo, la lleva adelante la UFI 4 de Mercedes.

 

 

 

Clarín

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados