Nacionales

Confirmaron el procesamiento a Ricardo Echegaray por encubrir a Lázaro Báez

El ex titular de la AFIP fue procesado por disposición de la Cámara Federal porteña. Es en el marco de las investigaciones relacionadas a las empresas de Lázaro Báez.

La Cámara Federal porteña confirmó este miércoles el procesamiento al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, por “encubrimiento agravado y violación de los deberes de funcionario público”.

Según el fallo, el procesamiento se enmarca en las investigaciones vinculadas a las empresas del detenido Lázaro Báez.

El fallo del Tribunal de Apelaciones recayó sobre Echegaray y su ex segundo en el organismo, Angel Toninelli, según la resolución de los camaristas Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens a la que accedió Télam.

“El suceso que se les atribuye a los imputados, en lo sustancial, consiste en haber obstruido -Echegaray, en su calidad de titular de la AFIP, y Toninelli, como titular de la Dirección General Impositiva de dicho organismo- el avance de las fiscalizaciones iniciadas entre mayo y julio de 2011 en la Dirección Regional Bahía Blanca, respecto de las empresas Constructora Patagónica Argentina S.A., Calvento S.A. y Grupo Penta y Cia. S.A., entre otras”, recordaron los camaristas.

El Tribunal confirmó los procesamientos dictados en el caso por el juez federal Sebastián Casanello, el magistrado que detuvo y envió a juicio a Báez y a sus cuatro hijos por presunto lavado de dinero.

“Existen elementos de convicción suficientes para tener por acreditada, con el grado de probabilidad exigido a esta altura de las actuaciones, la existencia del hecho investigado y la responsabilidad endilgada a los imputados”, concluyeron los camaristas al confirmar los procesamientos.

Las fiscalizaciones a empresas que facturaban para las firmas de Lázaro Báez mostraban un “avance significativo y denotaban la existencia de un fraude tributario mediante la utilización de facturación apócrifa, cuyo beneficiario era presuntamente en forma directa o indirecta, dependiendo del caso, la empresa Austral Construcciones S.A., cuyo accionista mayoritario (95 %) es Lázaro Antonio Báez”.

“Las irregularidades detectadas en esas firmas y vínculos con Austral Construcciones S.A., que surgieron con el devenir de las fiscalizaciones referidas, habrían derivado en la disolución de la Dirección Regional Bahía Blanca -mediante las disposiciones AFIP n° 299/12, dictada por Ricardo Echegaray y n° 285/12 SGRH- (obrantes a fs, 214/227 y 246/51), provocando reubicaciones de cargos”, añadió la resolución judicial.

Las fiscalizaciones pasaron a la nueva División Fiscalización 5, dependiente de Mar del Plata, “lo que provocó que perdieran el curso que venían alcanzando en torno a la afirmación de la existencia de facturas apócrifas por supuestos servicios prestados en favor de Austral Construcciones S.A., de parte de las firmas antes referidas”.

Además, “en ese contexto y luego de la disolución de la Dirección Regional Bahía Blanca, concretamente el 1° de noviembre de 2012, Ángel Rubén Toninelli realizó un viaje en un vuelo privado que compartió con su hijo y con Martín Báez, desde el aeropuerto de San Fernando hasta la ciudad de Río Gallegos, ciudad de residencia de Lázaro Báez y asiento operativo de la firma Austral Construcciones SA”.

La aeronave usada “resultó ser propiedad de la firma Top Air S.A., que en su mayoría pertenece a ACSA y era regularmente utilizada por Lázaro Antonio Báez”, concluyeron los jueces.

 

Diario Popular

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados