Cordillera

Advierten que varios comercios de la Comarca Andina “no van a pasar el invierno”

La mayoría de la gente espera al turismo para hacer una diferencia, pero no hemos tenido una buena temporada de verano que nos permita cargar las alforjas para el invierno”, comparó ayer el presidente de la Cámara de Comercio de El Bolsón, Juan Carlos Martínez.

“Encima, si le sumamos la presión impositiva que tenemos por parte de la DGI y de Rentas de la provincia de Río Negro, se complica aún más y empeora la situación del comercio en general”, agregó.

Precisó que “desde hace bastante tiempo se vienen dando estos pedidos de embargo de los organismos oficiales sobre las cuentas corrientes. Además hay intimaciones y juicios en marcha contra comerciantes que deben muy pocas cuotas o 3/4 meses. También hay varios comercios mayoristas de Esquel en esta situación, con filiales en la Comarca Andina”.

Recordó enseguida que “del lado chubutense se había pedido un tratamiento especial por la coyuntura del hantavirus y los incendios forestales, y hasta hubo un compromiso en tal sentido, pero no se está respetando y siguen avanzando. No obstante, las cámaras empresariales vamos a seguir insistiendo y gestionando, a través de Came, ante el gobierno nacional para que haya algún tipo de respuesta en el menor plazo posible. Necesitamos un tratamiento diferente para esta región, que realmente está afectada”, insistió.

En tanto, adelantó que en El Bolsón “hemos tenido avances en las negociaciones con el municipio. En reuniones con funcionarios del intendente Bruno Pogliano se ha logrado el congelamiento hasta fin de año de las tasas correspondientes a Ingresos Brutos. Desde allí se evaluará hacer un plan especial de financiación de hasta 36 cuotas. Hay otros puntos que aún no hemos podido articular, aunque seguimos trabajando”, remarcó.

Advirtió concretamente que “hay comercios que no van a poder subsistir, no van a pasar el invierno si no aparece algún paliativo o una asistencia crediticia o impositiva por parte de la provincia, en el caso de Rentas; o de Nación, en el caso de la DGI. Lo que está pasando en Esquel es el reflejo de lo que estamos viviendo en esta zona”, valoró.

En comparación con la ayuda que tuvieron en los últimos meses los prestadores turísticos, Martínez reclamó que “tiene que ampliarse al comercio en general, ya que todos estamos vinculados al turismo de una u otra manera y todos nos hemos visto afectados. Si un trabajador perdió su empleo, es a consecuencia de que vino menos gente”, indicó.

“Hay que gestionar que lleguen créditos blandos para todos los sectores, que haya una inyección de dinero para motorizar el consumo interno”, pidió.

Asimismo, el referente empresarial coincidió con el pedido de declaración de emergencia económica, productiva, turística y social en las localidades afectadas por el brote de hantavirus y los incendios forestales, en coincidencia con la propuesta de la senadora rionegrina Silvina García Larraburu y que fue aprobada por unanimidad la semana pasada por los concejales de El Bolsón.

Al respecto, detalló que “tenemos que lograr una batería de medidas que nos permita superar esta situación”, tal como se instrumentó para Bariloche y Villa La Angostura luego de la caída de cenizas volcánicas en 2011.

En igual sentido, “El Chaqueño” (como se lo conoce popularmente) demandó que “tenemos que hacer el mayor esfuerzo para mantener a nuestros empleados. Si todos los trabajadores tienen su sueldo a fin de mes, nos permite garantizar al menos un movimiento comercial mínimo. En cambio, si comenzamos a achicar, también se van a reducir nuestras ganancias. A la vez, vamos a tener un problema mayor porque habrá que darles asistencia social. De estas crisis no se sale echando gente”, sostuvo

 

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados