fbpx
Comodoro Rivadavia

Mantienen la prisión preventiva de Ana Elizabeth Lepio por tentativa de homicidio a su ex pareja

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Audiencia de revisión de la prisión preventiva por tentativa de homicidio agravado

Por el ilícito contra la persona acontecido el pasado 1ro. de diciembre de 2018 se concretó la mañana del martes en los tribunales penales del barrio Roca la audiencia de revisión de la prisión preventiva por dos jueces, solicitada por el defensor de la imputada Ana Lepio.

El defensor requirió su libertad y subsidiariamente su arresto domiciliario; en tanto que la fiscal se confirme la prisión preventiva por dos meses que le fuera confirmada el pasado lunes por la jueza natural de la causa. Finalmente el tribunal revisor resolvió por unanimidad confirmar la decisión de la jueza natural manteniendo a Lepio privada de su libertad.

El tribunal de revisión fue integrado por los jueces penales Martín Cosmaro y Mónica García; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general; en tanto que la defensa fue ejercida por Guillermo Iglesias, defensor particular.

En un primer momento el defensor se refirió a las posibles calificaciones jurídicas que puede tener el caso, como tentativa de homicidio o lesiones graves y que se produjo un informe del Cuerpo Médico Forense donde concluye que la víctima tuvo lesiones graves que pusieron en riesgo su vida.

La jueza natural dijo que tomaba como base la tentativa de homicidio, prescindiendo de los agravantes. Respecto de la solicitud de arresto domiciliario solicitada para Lepio con su hijo como tutor, aseguró que su hijo no reunía las condiciones para cuidar de su madre.

El defensor también aseguró que la víctima miente y que la agresión estuvo rodeada de circunstancias donde falta a la verdad. Postuló que la agresión fue “bajo emoción violenta” y que la imputada se quedó en el lugar del hecho a esperar a la policía. Tiene arraigo y mostró su voluntad de sujeción al proceso, sostuvo. Solicitando su libertad con prohibición de acercamiento y contacto con la víctima y prohibición de alejarse de la ciudad sin autorización judicial; y subsidiariamente su detención domiciliaria al cuidado de su hijo y su expareja.

En contraposición la fiscal solicitó al tribunal que se mantenga la prisión preventiva que le fuera impuesta a Lepio por la jueza natural ya que la misma fue fundada en la gravedad del hecho y en la pena en expectativa.

Ayer la jueza descartó el peligro de entorpecimiento pero fundó su resolución en el peligro de fuga y la gravedad del hecho. La víctima tenía varias lesiones, una de ellas grave en la zona del cuello, con una cicatriz quirúrgica de 21 centímetros.

Recordó que la imputada abre una ventana, saca la llave y luego ingresa al domicilio. Una testigo se esconde en el baño y se produce la agresión a la víctima, escucha que ella le grita “morite h. de p.” y que él le contesta “Ana me cortaste”. “La defensa trata de confundir con circunstancias menores que no cambian el hecho”, argumentó la fiscal.

El hecho fue grave cometido en la madrugada y la lesión puso en riesgo la vida de la víctima. La calificación legal provisoria del mismo es “homicidio en grado de tentativa agravado por la relación de pareja”, aunque la relación había terminado, pero se seguían viendo; descartando que se cometiera bajo emoción violenta. Concluyendo que, en caso de recaer condena, la pena será de cumplimiento efectivo y que la resolución de la jueza natural fue debidamente fundada.

Finalmente los jueces revisores resolvieron por unanimidad confirmar la prisión preventiva dictada por la jueza natural de la causa, Raquel Tassello, ya que la misma no fue arbitraria ni infundada. Tassello fundó su resolución en la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerla como probable autora del hecho. También en el peligro procesal de fuga, fundado en las características graves del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento.

El ilícito investigado:

El hecho investigado acontece el día 01 de diciembre de 2018, cuando siendo aproximadamente las 06:00 hs, la víctima se encontraba acostado junto a una testigo en el interior de su domicilio sito en calle Los Aromos, del Barrio Las Flores.

En tales circunstancias, se hizo presente su ex pareja Ana Elizabeth Lepio, quien comenzó a caminar por el techo de la vivienda, para luego bajar a la altura de la puerta de ingreso y tras correr la ventana lindante a la misma, tomó la llave que se encontraba colgada y con la misma comenzó a abrir dicha puerta de ingreso.

Al escuchar ruidos, la testigo se escondió en el baño mientras la víctima se levantó y atendió a Lepio. Así las cosas, la víctima le manifestó a Lepio que su relación ya había terminado, a lo que Lepio preguntó si había alguien más.

Acto seguido, Lepio se dirigió al baño y constató que la testigo se encontraba en su interior, manifestándole a la víctima “sácala de ahí, la mato a ella o te mato a vos”.

Seguidamente Lepio, valiéndose de un cuello de botella color verde con tapa amarilla, y con claras intenciones de darle muerte a la víctima, le cortó la zona lateral izquierda de su cuello, refiriéndole éste “Ana me cortaste el cuello…me estoy muriendo Ana”, respondiéndole Lepio: “Morite h. de p.”. Posteriormente, la víctima egresó del domicilio tomándose el cuello, y fue caminando hasta intersección de Av. Rivadavia y calle Ituzaingó de esta ciudad de Comodoro Rivadavia, donde se encontró con personal de la Seccional Segunda a quien les refirió: “mi mujer Ana Elizabeth Lepio me apuñaló con una botella en mi casa, me desmayo, me desmayo”, siendo posteriormente auxiliado por la ambulancia del Hospital Regional.

Finalmente auxiliares de la justicia de la Seccional Cuarta anoticiado del hecho por la Seccional Segunda, se constituyeron en la ubicación antes referida y procedieron a la aprehensión de Lepio.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados