fbpx
Nacionales

Macri quiere asegurar fondos del FMI de cara a las elecciones

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El Gobierno nacional descuenta que el FMI aprobará los números del acuerdo firmado en septiembre pasado ya que se cumplieron las metas de política monetaria y de déficit. La aprobación de la misión que está en nuestro país gatillará el desembolso de US$ 11.000 millones en marzo, que le servirán a la Administración Macri para seguir manteniendo calmo al dólar, en su decisivo año electoral.

Según publica urgente24.com, hasta las PASO de agosto y las generales de octubre, Cambiemos deberá garantizarse la transferencia de otros US$ 29.000 millones desde el organismo internacional, que servirán para calmar a la economía y garantizar un buen clima para la campaña electoral. La cuestión es qué pedirá el Fondo y que tendrá que hacer el Gobierno para dejarlo satisfecho a partir de ahora.

Nada hace prever que la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que desde ayer (11/2) está en el país y que encabeza el italiano Roberto Cardarelli, no apruebe los números y las metas alcanzadas por la gestión Macri en el marco del acuerdo stand by suscripto en septiembre, después de que fracasara su primera versión firmada en junio.

Este lunes (11/2) en Urgente24 destacamos que se descuenta que el FMI aprobará el desembolso de los US$ 11.000 millones pactados para marzo por el cumplimiento de las metas fiscales y monetarias.

El Ministerio de Hacienda logró el objetivo de déficit fiscal primario y el Banco Central superó el suyo en cuanto a la base monetaria.

Sin embargo, el organismo quería analizar con las autoridades económicas argentinas la nueva zona de no intervención sobre el dólar y el límite a la compra de divisas que venía haciendo el Central para que la cotización no caiga por debajo de la banda de flotación. Se trata de la estrategia que el directorio del FMI no compartía cuando la planteó el BCRA en 2018 (el Fondo siempre sugiere dejar libre al dólar) pero que terminó aceptando con limitaciones al accionar de la autoridad monetaria.

Con los US$ 11.000 millones que el FMI transferirá en marzo, el Gobierno nacional cree que puede seguir garantizado la calma que viene experimentando el dólar, cuyo único inconveniente por el momento es que no siga por debajo de la línea de flotación y eso provoque un retraso cambiario.

Con el dólar calmo, Cambiemos necesita después de marzo que la economía no se descarrile de cara a la campaña electoral . Por eso necesita que el Fondo le libere los restantes US$ 29.000 millones del acuerdo 2018. A eso apuntará la agenda gubernamental, lo que convierte al FMI en el “gran elector”.

Según publica este martes (12/2) el diario Ámbito Financiero, “se espera que no haya problemas con la próxima revisión del FMI de mayo, el organismo liberaría los casi u$s18.000 millones restantes, para completar el préstamo global de u$s57.100 millones”.

“En total, este año el organismo debería desembolsar unos u$s30.000 millones totales. Si se cumple el cronograma pactado, el dinero estaría liberado antes de octubre, con lo cual Mauricio Macri llegaría a las elecciones sin peligro de default en este ejercicio y gran parte de 2020”, completa el matutino económico.

Para eso, el gran objetivo que debe cumplir el Gobierno es la meta del “déficit cero”, pero es posible que el FMI sea flexible en este punto. Aunque la renegociación de un waiver recién ocurriría en el último trimestre del año, con el dinero ya cobrado y sobre las elecciones.

Sobre la comitiva del Fondo que está en el país, el diario El Cronista advierte que “lo que intentarán hacer es bajar el techo de la zona de no intervención, para intentar transmitir al mercado que el dólar no se va a disparar en el período pre electoral. El temor a una corrida cambiaria en el segundo semestre, más específicamente entre julio y octubre, por las elecciones primarias y las generales, es un fantasma que acecha al Gobierno”.

“Con respecto a la inflación, desde el Gobierno buscarán definir con el FMI la “monetización de las compras de dólares que hace el Banco Central. Tienen que ver si es posible esterilizar los pesos que surgen de estas intervenciones en el mercado cambi ario. No se descarta que, sobre fines de la semana próxima, los técnicos del FMI se reúnan con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. No obstante, aún no están pactadas esas reuniones”.

El Diario BAE también pone atención en la banda cambiaria: “Son varios los analistas que señalan que lo necesario sería lograr un angostamiento de la zona de no intervención. Incluso la expectativa es que efectivamente el Gobierno lo plantee. Pero tanto desde el BCRA como desde Hacienda descalificaron esas lecturas. Por otro lado, el FMI seguiría siendo contrario a esa idea”.

El Comodorense

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados