Internacionales

Brasil: dos detenidos por el crimen del turista argentino

Uno de ellos habría confesado el asesinato de Daniel Barizone, cordobés de 65 años. La víctima fue atacada mientras descansaba junto a su esposa y a su hija en Salvador de Bahía.

Durante el mediodía de este jueves la Policía de Brasil detuvo a dos hombres acusados de ser los autores materiales del crimen de Daniel Barizone, el turista argentino que murió apuñalado en un intento de robo en una playa de Salvador de Bahía.

Mediante la revisión de cámaras de seguridad del Municipio, los investigadores de la División de Homicidios de la Policía Civil dieron con los delincuentes, que fueron identificados como Lucas Amancio de Souza, de 23 años, y Danilo Lima, de 18. Ambos cuentan con antecedentes penales.

Pablo Virasoro, cónsul argentino en Salvador de Bahía, confirmó la detención y aseguró que «uno de ellos habría confesado ser el autor del crimen». Además, informó que contactaron a Emilia y Daniela, esposa e hija de Barizone, «para que hagan el reconocimiento de los acusados y les entreguen los celulares que ellos les robaron».

Por otra parte, Virasoro dio a conocer que el Gobierno de la provincia de Córdoba se hará cargo de los costos -alrededor de 4 mil dólares- del traslado del cuerpo hacia Córdoba capital, donde viven. «Ellos viajaron sin seguro de viajero por lo que se planteó esa dificultad para el repatriado de los restos, pero gracias a la gestión de los familiares se consiguieron los fondos», explicó a TN el funcionario.

Daniel Barizone, de 65 años y oriundo de la localidad cordobesa de Obispo Trejo, estaba de vacaciones en Salvador de Bahía acompañado de su mujer y su hija. La familia visitó el martes por la tarde, cerca de las 18, el faro de Itapúa, donde durante un intento de robo, el hombre recibió dos puñaladas en la zona de las costillas y perdió la vida en la playa.

En medio de la conmoción, la esposa dio un crudo relato de lo ocurrido en el que contó que escuchó a su marido gritar «socorro, auxilio», y de repente uno de los ladrones se le abalanzó para quitarle la riñonera. «Me tiró la remera, me la rompió y mi marido vino: tironearon los dos. Mi hija vio cuando le clavaron una faca», contó.

Emilia dijo que recibió ayuda de dos hombres en el lugar y se quejó por las demoras en la llegada de la asistencia médica. «Pasaron muchos minutos hasta que llegaron los médicos. Se demoraron y vino un equipo muy rudimentario. Después me di cuenta de que no había nada que hacer», se lamentó entre cuestionamientos.

Junto a representantes del Consulado, Emilia y su hija Daniela buscaron opciones para regresar a Córdoba lo antes posible, pero al no haber opciones disponibles tomarán el vuelo que ya tenían confirmado. Volverán el próximo sábado 24.

 

INFOBAE

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados