Economía

La construcción, en picada

En diciembre cayó 31,8 por ciento. La caída en la actividad en el último mes no desentona con lo que ocurrió a lo largo de todo 2018, en el que la baja acumulada fue de 70 por ciento. El índice elaborado por las principales empresas del sector también reflejó una contracción 6,6 por ciento entre noviembre y diciembre.

El índice elaborado por las 11 empresas más grandes de la construcción arrojó que la actividad cayó de manera acumulada un 7 por ciento en 2018, mientras que en diciembre la caída fue del 31,8 por ciento en comparación como el mismo mes de 2017. La comparación desestacionalizada también lanzó resultados en rojo con un 6,6 por ciento entre noviembre y el último mes del año.

La evaluación del sector hecha a partir del nivel de ventas de las empresas referentes del sector —Cerro Negro, Ferrum, Aluar, entre otras— en materiales como ladrillos, cemento, cal, aceros, carpintería de aluminio, pisos y revestimientos cerámicos, registró en diciembre pasado la variación interanual negativa más profunda de la era Cambiemos.

El nivel de caída registrado en diciembre solo es cercano al registrado en noviembre (- 30,4 por ciento). Luego, para encontrar una depresión cercana hay que ir hasta junio de 2016 (- 23,9 por ciento), después de la primera devaluación de Cambiemos, y cuando las series mensuales se comparaban de manera interanual con los registros de los últimos meses del kirchnerismo.

La situación del sector reflejada por el índice empresarial —creado en 2002— refleja una situación más grave que la reflejada en los números oficiales conocidos la semana pasada. Según el Indec, la actividad de la construcción registró una caída del 15,9 por ciento en noviembre respecto del mismo mes del año anterior. Sin embargo, para las mediciones del Indec se trató del nivel de actividad más bajo desde octubre de 2016.

A pesar de la situación crítica del sector, impactado por la recesión económica, el Grupo Construya sostuvo que la actividad de la construcción “continúa siendo la opción más rentable y segura a través del tiempo en relación con otras alternativas de inversión” y que “es el momento para aprovechar la oportunidad que presenta la fuerte reducción en dólares del costo de construcción”.

Las últimas cifras del Indec reflejaron que el empleo en el sector acentuó su deterioro: se perdieron 11.099 puestos de trabajo en la comparación interanual. La información del empleo reflejaba la situación medida hasta octubre, cuando se computaron 445.470 empleos registrados contra 456.569 del mismo mes de 2017, sin contemplar el impacto para los trabajadores informales.

El Comodorense

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados