Cordillera

Hantavirus: “los contagios son esperables”, dijo especialista

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

“La zona de noroeste de Chubut es una zona de transmisión de hantativurs desde mediados de los 90, lamentablemente no sorprende que haya casos”, explicó a Télam Tomás Orduna, infectólogo de la Sociedad Argentina de Infectología y Jefe de medicina tropical del hospital Muñiz.

Orduna aseguró que la muerte de la joven “está dentro de lo lamentablemente esperable, por ser una zona de riesgo y que todavía tenemos un veinte por ciento de letalidad del virus en argentina”.

Aún así, el profesional destacó que en el país “estamos en un nivel de mortalidad menor que el nivel
mundial, que es de treinta o cuarenta por ciento”.

Además de la provincia patagónica, la zona de las Yungas (Jujuy, Salta y Chaco), áreas cercanas a
La Plata y la Islas de las Lechiguanas en la rivera del Paraná son otros de los focos donde son más
propensos los contagios.

También hay focos menores aislados en Misiones y en el interior de la provincias de Buenos Aires, explicó Orduna.

La forma de contagio más frecuente de la enfermedad es a través del virus que transmite el ratón colilargo -muy común en la cordillera- que lo elimina al orinar, defecar o por la saliva y éste se transmite al ser humano fundamentalmente por vía respiratoria.

“La gente que vive en esas zonas tiene que prevenir los contactos con excrementos de roedores”, explicó el infectólogo y aseguró que la clave para combatir el virus una vez contraído es la “consulta inmediata al médico en la primera fas”.

“La realización de un hemograma puede adelantar que lo que se está viendo no es un cuadro viral benigno sino que puede ser el inicio de un cuadro de hantavirus, que en su segunda fase compromete la zona cardiopulmonar y requiere de terapia intensiva”, afirmó Orduna y aseveró que los médicos que trabajan zonas de riesgos “suelen estar muy atentos” a los contagios de este virus.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados