Curros

El radical Carlos Lorenzo presiona a Cambiemos para no perder su beca millonaria en la legislatura

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Carlos Lorenzo percibe más de un millón de pesos por año de la Legislatura

Desesperado por sobrevivir en la selva de la política chubutense, el radical Carlos Lorenzo acata las órdenes de su jefe, el melancólico Mario Cimadevilla, quien se dedica a hacer campaña contando proyectos frustrados durante toda su carrera política:


Un Mario Cimadevilla oportunista y senil, que opera constantemente atentando contra la integración de la coalición Cambiemos en Chubut, procurando proteger los intereses propios y sus privilegios de clase.

Del mismo modo, el ex presidente de la cámara de empresarios, Carlos Lorenzo, cobra más de 1 millón de pesos por año como ñoqui en la legislatura provincial, razón por la cual atenta públicamente, al igual que su jefe político, contra el armado del frente electoral que le da sustento.

Por redes sociales, Lorenzo dijo que “se negociarán todos los cargos con las otras fuerzas con excepción de la línea sucesoria”, aludiendo claramente a que el acompañante de fórmula de Menna será radical y no del PRO como se viene discutiendo en las últimas semanas.


La reacción no tardó en llegar, y miembros del PRO utilizaron el mismo medio para recordarle, entre otras cosas que, en palabras del titular de Anses, Sebastián López, ni el PRO ni la UCR llegarían a ser gobierno solos:


Por su parte, el precandidato a intendente por el PRO en la ciudad de Rawson, Javier Detlefsen, le indicó que fue él, Carlos Lorenzo, candidato de la derrota cuando se presentó para gobernador en 2015:


Incluso la vicepresidenta del partido amarillo, Sonia Cavagnini, le bajó la caña de la moral, solicitándole dejar las mezquindades de lado:

El acompañamiento de sus dichos resultó un fracaso, apenas un tímido “me gusta” de la concejal trelewense Florencia Rossi, que tal vez, oprimió por error el corazoncito de twitter al “chusmear” el tuit de su correligionario.
Con todo esto, acorralado y expuesto, Lorenzo expresó un confuso tweet indicando que lo dicho “no era su opinión personal”, tratando así de tomar distancia de su propia torpeza:


La torpeza de Lorenzo, pone en riesgo el acompañamiento del PRO a Gustavo Menna, que hoy representaba una coalición consolidada y con amplias oportunidades de ser gobierno en 2019.

A días del año nuevo y a semanas del cierre de alianzas, las redes sociales son un lugar propicio para este tipo de papelones, donde no son más que los propios protagonistas los que se exponen públicamente dando a luz a sus intereses personales por sobre los colectivos.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados