Policiales

Crímenes de López y Lomeña: el quiebre de un testigo reservado fue clave

Las causas que generaron los asesinatos, según los testimonios aportados, obedecerían a una deuda entre ellos en concepto de drogas, de acuerdo a lo manifestado por la fiscal Silvana Salazar, quien indicó que eso fue aportado en una entrevista por uno de los testigos. Todos pertenecían al mismo grupo.

El procurador Jorge Miquelarena, la fiscal Silvana Salazar y el ministro de Gobierno, Federico Massoni, brindaron una conferencia de prensa por los cuatro detenidos por los homicidios de Héctor López y Federico Lomeña en Puerto Madryn. La hipótesis primaria que habría desatado los asesinatos sería una deuda que los detenidos mantendrían con sus víctimas y que buscaron saldar con la desaparición física de los mismos.

El cuerpo de Federico Lomeña (27) fue encontrado en Playa Paraná. Se suma al hallazgo de Héctor López (25) en la zona de El Doradillo el lunes al mediodía. Ambas muertes estarían vinculadas y por el caso hay cuatro detenidos.

El caso, según indicaron los fiscales, está vinculado a la comercialización de estupefacientes y en tal sentido enviaron parte de la causa al fuero federal. El hallazgo del cuerpo de Lomeña, así como el de López, fue realizado a raíz del relato de testigos de identidad reservada que aportaron elementos a la causa.

Otro dato está vinculado a que el Juzgado Federal venía investigando a este grupo de jóvenes, cuestión que permite ratificar el hecho de la vinculación al narcotráfico.

Un grupo de pertenencia

Los detenidos, según comentó la fiscal Salazar, “son del grupo de pertenencia tanto de López como de Lomeña. Eran grupos donde se frecuentaban, muy conocidos entre ellos”.

Los datos claves para poder encontrar los cuerpos fue el aporte realizado por el adolescente en calidad de testigo de identidad reservada que en la tarde del lunes se quebró y terminó confesando los asesinatos y aportando datos centrales para la investigación.

La fiscal del caso relató que “una vez que finalizó la entrevista en su carácter de testigo de identidad reservada y bajo los procedimientos indicados, nos permitió avanzar en la búsqueda del cuerpo de López”.

Luego de ello se realizaron las articulaciones correspondientes para el traslado del joven para brindarle la protección y contención pero se recibió un material que aportó la división Drogas que generó dudas respecto a la hipótesis de trabajo y la participación del menor.

Quiebre

“Ante la pregunta si así como le habían comentado respecto a López, tenía conocimiento qué habría sucedido (con Lomeña) el joven se quiebra y se auto incrimina”, dijo Salazar, quien dio por terminada la entrevista dejando de estar bajo la figura de testigo protegido para quedar detenido en la causa.

La representante del Ministerio Público Fiscal madrynense indicó que la declaración se interrumpió cuando “a partir que el (adolescente) dice ´Fuimos nosotros que matamos a Lomeña y lo enterramos en Paraná´ quedó a ahí y se realiza un amplio rastrillaje con perros que ubicaron” al cuerpo.

Deuda por drogas

Las causas que generaron el asesinato de las dos personas, según los testimonios aportados, obedecería a “una deuda entre ellos en concepto de drogas”, dijo Salazar, quien indicó que eso fue aportado en una entrevista por uno de los testigos.

Asimismo, recalcó que   “había una pérdida de droga que se atribuían unos con otros pero hay una parte que no la vamos a tener y es del chico que se quitó la vida y que vamos a tener que reconstruir donde nos irán conduciendo hasta saber cuál fue el móvil”.

En el caso de Lomeña el último contacto con el grupo de pertenencia se dio el “5 de diciembre porque luego no se comunicó más”, dijo la fiscal, quien añadió que su asesinato “sería el 5 de diciembre por los registros que tenemos”. En lo inherente a  López la data de su muerte se ubicaría entre “el lunes 10 de diciembre, entre las 23 y 24, y la madrugada del martes 11 de diciembre”.

La fiscal del caso confirmó que Vera, otra de las personas que se desconocía su paradero, está fuera de la provincia. “Es amigo de las dos personas que se encontraron muertas. Sintió temor y la madre pidió que se le brinde la protección y se encuentra fuera de la provincia y en contacto permanente con la madre. Ella me manifestó que está en buen estado”.

Uno de los interrogantes que existen está ligado a la logística que este grupo de jóvenes y adolescente dispuso para lograr el asesinato, amputar las manos a una persona y luego trasladarlos a diferentes sectores de Puerto Madryn.

Salazar señaló que “en principio tenemos esto. No puedo hacer conjeturas ni hipótesis. No descartamos ninguna opción como de terceras personas que pudieran ser autores intelectuales y no lo descartamos. En concreto encontramos a López y a la otra persona, que no fue denunciada como desaparecida, no dejamos de buscarlo ni investigar cuál fue el destino de Lomeña y hoy nos encontramos con este resultado”. La fiscal de la causa comentó que “es una investigación donde uno no la agota en lo primero que uno encuentra. Se trata de hacer un análisis global”.

Durante la mañana del martes se conocieron los resultados parciales de la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense que determinó que López presentaba un traumatismo de cráneo y la mutilación de sus manos. Los investigadores pidieron ampliación de resultados y se enviaron análisis a realizar en la provincia de Buenos Aires.

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados