Policiales

Siguen los robos con inhibidor del cierre centralizado de vehículos en Trelew

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Una audiencia de control de detención tuvo lugar en sala de oficina judicial, tercer piso en tribunales, referenciando el Ministerio Público Fiscal, representado por la funcionaria de fiscalía Mariela Wild, sobre un hecho ocurrido el 10 de septiembre en cercanías de calles Pellegrini y Sosa de Trelew, cuando dos personas fueron detenidas en flagrancia al introducirse en una camioneta estacionada en el lugar.

Según consta de las actuaciones, Lucas Sepúlveda y Alexander Tolosa el día indicado cerca de las 22, se conducían en un vehículo gol rojo por calle soberanía nacional, cuando personal policial ya había sido alertada de ciertas sospechas, observándose que doblan por Pellegrini y en la intersección con Javier A. Sosa, paran detrás de una camioneta Nissan. Del vehículo bajan los dos mencionados e ingresan sin mayor esfuerzo al automóvil indicado sustrayendo una mochila de la parte trasera.

Allí actúan los efectivos policiales, llegando de inmediato también el propietario de la camioneta que había visto todo desde un comercio donde se encontraba, y se constata que ya habían introducido la mochila, además de tener un aparato que serviría para inhibir cierres automáticos de automóviles, secuestrándose ambos elementos.

La calificación es la de hurto agravado por el uso de instrumento, de acuerdo al artículo 173 inciso 3 del código penal, en grado de tentativa, quedando a cargo de las actuaciones el fiscal general Fabián Moyano. Según informó Tolosa solo tiene una apertura de investigación con salida alternativa, pero Lucas Sepúlveda cuenta con sentencias condenatorias que datan del año 2016 por un robo simple, otro robo agravado con una sentencia de tres años en suspenso, una causa en Puerto Madryn y una acumulación de causas con una condena condicional que vence el año próximo. Pero a su vez, registra reiteradas rebeldías y no se presenta a la oficina de ejecución, tal como había quedado establecido en una apertura de investigación del 7 de agosto de 2018. Es por todo esto que la funcionaria aludió al peligro de fuga en el marco del artículo 221 inciso 4to., para solicitar dos meses de prisión preventiva para Sepúlveda.

La defensora Romina Rowlands negó los hechos y si bien intentó discutir la forma de procedimiento por parte de la policía, la Jueza Ivana González aclaró que todo lo actuado por la policía tuvo su consentimiento, ya que el fiscal la consultó en forma telefónica a medida que iban sucediendo los hechos, especificando que la autorización se dio a partir de que fueron descubiertos en flagrancia, por lo que podía dar fé acerca del accionar policial. De todas maneras, la doctora Rowlands dijo que se hacía reserva para efectuar un planteo de nulidad y pidió la libertad de sus defendidos.

Para la Jueza no existen dudas de la probable autoría y procedió a la apertura de investigación sobre un hecho donde resultará difícil probar la utilización del instrumento inhibidor. Dispuso que Tolosa fije domicilio para notificacione, en tanto hizo lugar a lo solicitado por la doctora Wild en cuanto a la situación de Lucas Sepúlveda teniendo en cuenta la cantidad de condenas y rebeldías que registra, pero resolvió la prisión preventiva para el imputado por el término de un mes.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados