Nacionales

Según la OMS, los que más toman en Argentina, tienen entre 15 y 19 años

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

En medio de los festejos del Día del Estudiante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que los patrones de consumo de alcohol más altos en Argentina se dan en los adolescentes de entre 15 y 19 años.

Midieron la “prevalencia de episodios de alto consumo” en los jóvenes argentinos que consumieron 60 gramos o más de alcohol puro al menos una vez en 30 días. Los varones mayores de 15 consumieron en promedio 20,1 litros por año, mientras que las mujeres de esa edad tomaron 7,2 litros en ese año.

El dato se desprende del Informe Mundial sobre Alcohol y Salud 2018 y sostiene que en 2016 murieron más de 3 millones de personas a consecuencia del consumo nocivo de alcohol. Eso es igual a 1 de cada 20 muertes o el 5% de la carga mundial de mortalidad. El estudio también describe qué hacen los países para reducir esta carga.

De todas las muertes relacionadas con el alcohol, en Argentina 2.700 fueron a causa de heridas provocadas en accidentes de tráfico, automutilaciones o violencia interpersonal; 2.155 a causa de desórdenes digestivos y 3.057 por enfermedades cardiovasculares, infecciosas, cáncer y desórdenes mentales.

El informe revela que a pesar de tendencias positivas en la prevalencia de ebriedad, las cifras siguen siendo preocupantes. Argentina está entre los países que tienen el consumo “per capita” más alto del mundo: 9,8 litros en 2016. Seis años atrás, la medida local era de 9,3.

“Es inaceptable un consumo excesivo y nocivo tan generalizado y que provoca unas tasas tan altas de enfermedad y muerte”, dijo el coordinador de la unidad de abuso de substancias de la OMS, Vladimir Poznyak, a cargo del informe. “Los datos muestran claramente que o hay un cambio significativo o no cumpliremos con lo que los propios gobiernos han establecido”, agregó.

Es que los Estados miembros de la OMS habían fijado el objetivo de reducir el consumo global de alcohol en un 10 % para 2025 con respecto a los índices de 2010. Y la meta está lejos de cumplirse.

Los problemas en la salud por el consumo de alcohol son más comunes en países de altos ingresos, especifica el texto, algo que subrayó Poznyak. “Cuando hay crisis económica, el consumo de alcohol se reduce.”Por más que Argentina esté en crisis y no esté entre los países más desarrollados, comparte con Europa occidental, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda los porcentajes más bajos entre los argentinos que son abstemios y los que no tomaron alcohol en los últimos 12 meses.

Respecto a las políticas para prevenir enfermedades por el consumo en exceso del alcohol, el informe detalla que Argentina no aplica un impuesto especial sobre la cerveza o el vino ni tampoco a la publicidad de esas bebidas. Las estimaciones apuntan a que el consumo de alcohol crecerá a nivel mundial y especialmente “en el Sudeste Asiático, en el Pacífico occidental y en las Américas”.

Esto es así porque  el 27 % de los jóvenes de entre 15 y 19 años del mundo son bebedores. Ese porcentaje  crece considerablemente en Europa en la misma franja de edad (hasta el 44 %), seguido de las Américas y del Pacífico occidental (ambos, 38 %).

El estudio subraya que las encuestas escolares revelan que el consumo de alcohol empieza en muchas ocasiones antes de los 15 años, “con muy pocas diferencias entre niños y niñas”.

El consumo medio de alcohol diario en el mundo es de 33 gramos de puro alcohol, lo que equivale a 2 vasos de vino, una cerveza grande o dos chupitos de alcohol fuerte. Globalmente, el 45 % del alcohol consumido es alcohol fuerte, seguido de la cerveza (34 %) y el vino (12 %).

“En la Ciudad de Buenos Aires se detecta un positivo de alcoholemia cada dos horas, y en su gran mayoría se trata de jóvenes. Tenemos que entender que el alcohol y el volante no son compatibles, y para eso realizamos acciones de concientización y aumentamos los controles de alcoholemia aleatorios y rotativos en puntos estratégicos”, dijo a través de un comunicado Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad, durante el Día del Estudiante. En la Ciudad se detecta un positivo cada dos horas.

 

 

 

Clarín

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados