Curros

Dolavon: “me ofrecieron un empleo, $ 25 mil y 2 años de protección”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Mauricio “Michu” Huinchillán, uno de los imputados por el incendio de la Cooperativa Eléctrica de Dolavon, declaró ante el juez Fabio Monti que fue “apretado de todas formas” hasta por la policía para culpar a Patricia Bortagaray, extitular de la empresa y también acusada. “Vos tenés que decir que fue la vieja la que prendió fuego y te vas”, le habría dicho un efectivo apenas sucedido el episodio, cuando recién era testigo.

En junio de 2017, una persona de apellido Hernández “me ofreció 25 mil pesos, trabajo seguro, auto y dos años de protección judicial para que declare en contra de Bortagaray. Dije que no iba a andar mintiendo porque me podía comer varios años en cana”. El jornalero denunció esa oferta en la Comisaría de Dolavon y conservó el documento para presentarlo ayer.

Huinchillán explicó que esa mañana del 26 de febrero de 2016 se encontró con Bortagaray en los portones de la Cooperativa. Pero como no había luces encendidas decidieron regresar cuando aclarara. Con el incendio casi apagado lo llevaron a la Comisaría y declaró hasta cerca de las 13. Se declaró “totalmente inocente”.

Bortagaray declaró casi una hora. “Soy inocente y jamás participaría de una cosa así”, aseguró ante Monti. Como el otro acusado, sólo contestó preguntas de su defensor, Luis López Salaberry. La expresidente de la Cooperativa señaló que aquella mañana llegó a las 6 en su Volkswagen Bora y no en su Chevrolet Corsa, como dijeron los testigos. Se encontró con el cajero. Según el parte de prensa, “ambos temieron entrar debido a la sorpresiva falta de luz en sectores que habitualmente quedaban iluminados”. Cuando regresaron, a las 7, se sorprendieron con el despliegue de Bomberos y Policía.

Relató el momento de su detención. “Pregunté el motivo y un señor de traje me dijo: ´Porque usted es la culpable´. No me leyeron nada, me metieron en un vehículo sin identificar y me dijeron ´Cállese la boca´. Me metieron incomunicada en un calabozo con dos acusadas por crímenes”.

La acusada contó sobre los conflictos que rodeaban el trabajo de la entidad: los servicios que prestaba estaban intervenidos por decisión del gobernador Martín Buzzi primero y Mario Das Neves después, mientras reclamaba una deuda de Provincia de un millón de pesos.

Bortagaray recordó reuniones impulsadas por socios autoconvocadas que pedían su destitución. Un tal Falcón habría dicho en el Concejo Deliberante que “hay que quemar la Cooperativa con la presidente adentro”. Se incentivaba al no pago de la tarifa. Nombró a varios de los vecinos asistentes a los encuentros, incluyendo a los actuales intendentes de Dolavon, Dante Bowen, y 28 de Julio, Omar Burgoa. La línea defensista fue adjudicar el incendio a un operativo político. “El que fue a prender el fuego no tenía noción de cuál era la parte importante porque la base operativa estaba en otro lado, lo afectado me dolió porque era la historia de la Cooperativa”.

Según lo acordado por el juez, el fiscal Marcos Nápoli, el querellante Fabián Gabalachis y el defensor López Salaberry, los alegatos finales serán mañana a las 17.

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados