Internacionales

Doce muertos en el séptimo accidente de autobús en Ecuador en 37 días

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El séptimo accidente fatal de ómnibus en Ecuador en 37 días, con un saldo total de 63 muertos, despertó hoy gran preocupación en un país donde una persona muere cada 40 minutos en un accidente vial.

Doce personas murieron en la madrugada de hoy cuando un ómnibus se precipitó a un abismo de más de 100 metros entre las localidades de Loja y Balsas, esta última en la provincia costera de El Oro (sudoeste) y limítrofe con Perú.

El balance preliminar de víctimas fue reportado en Twitter por Rosa López, gobernadora provincial.

El accidente se registró en las madrugada de hoy, pero las autoridades demoraron en suministrar información debido a lo “delicado de la situación”, indicó una fuente del Servicio Integrado de Seguridad ECU911.

Desde el 12 de agosto pasado se registraron siete accidentes de ómnibus en Ecuador, con un total de 63 muertos, mientras que la cifra de heridos sobrepasó ya los 150 entre todos los incidentes.

El 14 de agosto, un ómnibus de matrícula colombiana con 40 ocupantes se había accidentado en las afueras de Quito, con saldo de 23 muertos -la mayoría eran colombianos y también había venezolanos-.

Días antes, otro vehículo de pasajeros que trasladaba a hinchas del popular equipo de fútbol Barcelona (de Guayaquil) también se había accidentado en el sur del país; murieron 12 personas y otras 30 resultaron heridas.

En Ecuador, un 96% de los siniestros que ocurren en rutas están ligados al factor humano, principalmente a la impericia del conductor, según Justicia Vial.

De enero a junio de este año, los siniestros viales en Ecuador dejaron un saldo de 1058 muertos y 9575 heridos. En total, 10.633 víctimas, un promedio de 59 por día, o una cada 40 minutos, apenas dos minutos de diferencia que hace ocho años, cuando en 2010 hubo un afectado cada 38 minutos.

Para detener este flagelo, hace un año se firmó el llamado Pacto por la Seguridad Vial, un documento elaborado por 38 actores públicos y privados. Pero los resultados no se han visto reflejados, al menos en la cantidad de víctimas.

 

 

La Nación

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados