Comodoro Rivadavia

Se realizó la audiencia pública por el contrato en comodato del Parque Saavedra de Comodoro

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Con la opinión de cuatro ciudadanos y la exposición desde el Municipio y el Centro de Empleados de Comercio, se cumplió con la normativa para conocer la postura de los inscriptos acerca del contrato a 20 años para que el gremio continúe administrando el espacio verde

El primero en exponer fue el secretario de Gobierno del Municipio, Máximo Naumann, que envió el proyecto al Concejo Deliberante para tratar esta renovación del contrato en comodato del Parque Saavedra a cargo del Centro de Empleados de Comercio.

Naumann argumentó que “el Estado municipal tiene una injerencia muy amplia, sobre todo en tiempos en los que la política provincial y nacional no llegan, y es el municipio quien debe hacerse cargo pero debe establecer prioridades, por eso necesitamos de la colaboración de las instituciones”.

En este marco, valoró la inversión del Centro de Empleados de Comercio desde el primer comodato otorgado del Parque Saavedra en 2006. “Creemos que ha hecho un trabajo importantísimo, con la cantidad de forestación. El Estado municipal no hubiese podido hacerlo. En base a ello el convenio suscripto habla de la colaboración de las instituciones de la sociedad. Hubiera sido fácil para el CEC pedir tierra y hacer una obra propia. Sin embargo, el convenio es un comodato. El CEC ha puesto muchísimo esfuerzo para toda la comunidad y esta renovación es reconocer el trabajo del CEC, en beneficio de toda la localidad”.

“La inversión superó los 85 millones de pesos”

José González, Secretario General del Centro de Empleados de Comercio, se explayó en detalles sobre la recuperación del parque desde que tienen el comodato.

“Nos comprometimos a hacer obras y las cumplimos. Plantamos 40 mil árboles. No fue fácil al principio, porque muchos creían que íbamos a destruir ese espacio verde. Tomamos esta alternativa porque personalmente quería recuperar ese parque para todos los comodorenses, con sus juegos integradores, sus salones para mil y para 400 personas”, expresó.

Asimismo, argumentó la existencia de un costo en la entrada basado en que “hay cosas que no se pueden hacer gratuitamente, ojalá pudiéramos hacerlo, pero hay un costo para seguir trabajando y regando. Toda la obra de infraestructura, gas, agua, luz, poniendo transformadores a un costo altísimo, además de los trabajadores y las cargas sociales. Todo tiene un costo y por eso debemos cobrar una entrada”. No obstante, claró que “siempre se prioriza a los niños: no se cobra entrada a colegios, colonias, instituciones deportivas, jubilados”.

En relación al período de comodato que se pone en análisis, explicó que “solicitamos por 20 años porque necesitamos hacer mayores inversiones y más costosas. Y necesitamos tiempo para terminarlas y que esto le sirva a toda la comunidad. Cuando se fundó el parque era solo para los empleados de YPF, hoy es para todos. Nos sentimos orgullosos de lo que logramos: más de 85 Millones de pesos invertidos”.

Puesta en valor del trabajo con algunos cuestionamientos  

Entre los expositores, hubo palabras de elogio en relación al trabajo que realizó el CEC para embellecer el Parque Saavedra, y también algunas objeciones principalmente por la falta de detalles sobre la recaudación y la explotación de los salones de fiestas.

El ingeniero Matías Derlich, vecino de km.3, felicitó al CEC por la labor realizada porque “pusieron mucho esfuerzo en un patrimonio histórico que casi perdemos”. Pero en contrapartida consideró que “actualmente me parece elevado el contrato de comodato e injusto para las dos partes”.

En este sentido, opinó que “el contrato debería ser de concesión de los salones y parrillas y que se le abone un canon al Municipio. Si se continúa cobrando una entrada para el ingreso, debería ir a los fondos de la Municipalidad”. Por otro lado, cuestionó la cantidad de años del contrato: “la extensión debería ser a 10 años, para que el CEC no se sienta dueño del parque y que cuando finalice el contrato, se realice una convocatoria abierta para quien desee obtener la concesión del uso de las instalaciones del parque”. Además, reclamó que no conoce “el contrato ni el proyecto de recuperación del parque”.

En cambio, el ciudadano Vicente Hidalgo elogió el trabajo del CEC en el Parque y apoyó la renovación. “Hay un dicho que mi padre decía: mejor que decir es hacer. El CEC ha demostrado que la palabra hacer es lo que siempre ha hecho. Todo el mundo sabe cómo estaba el parque y puede comprobar cómo está ahora. Lamentablemente tiene un alto costo de mantenimiento por lo cual es necesario un cobro, por un ingreso propio para ese mantenimiento para tenerlo en el estado que se encuentra y que no caiga su valor”.

En tanto, el empresario José Perrucio, reconoció el trabajo en el Parque al decir que “nadie discute la inversión que ha hecho el CEC, sería muy necio no reconocer esa inversión”. Pero “el comodato deja algunas dudas. Lo interesante sería enumerar las inversiones que va a hacer el CEC en el próximo período”, dijo.

Por otro lado, mostró su posición como “competencia” respecto al alquiler de los salones. “Me veo perjudicado por el accionar del CEC al alquilar para cualquier tipo de fiestas. El privado tiene que pagar IVA, ganancias, gastos de personal. Sería interesante que si el CEC le alquila a terceros, que tenga el mismo régimen impositivo que tienen los privados y si no que nos den la ventaja a los privados de la eximición impositiva, sino es imposible competir”.

Finalmente señaló que “sería interesante tener una rendición de gastos para que la comunidad sepa y tengamos claridad. Cuánto invirtió, tanto en profesionales, materiales, mano de obra, y cuánto recaudó. No veo mal la opción de que tenga un canon para el municipio, porque tiene muchos alquileres”.

Por último, el presidente del Centro de Jubilados del Petróleo y Gas, Mario Quiteros, defendió la labor del CEC trazando un paralelismo con el trabajo realizado por su institución en el Parque de Astra. “Yo ví a este parque tantos años abandonado que se te partía el alma. No solo el parque Saavedra, el de Astra y tantos otros que directamente desaparecieron. Con todo respeto a los que me precedieron en el uso de la palabra, ambos parques estaban abandonados totalmente, los árboles se caían, y fue un centro de jubilados y un gremio a ponerlos en valor”.

“Yo no tengo ninguna duda de la función social que cumplen los sindicatos. No tengo ninguna duda de que en el parque Saavedra muchas instituciones entran gratis, y nadie nos regala ni la luz ni el agua. Pareciera que el CEC está haciendo inversiones en el aire, porque va de comodato en comodato, pero nadie se preocupada por el parque como de tantas otras cuestiones. Yo vivía en el parque 99 de YPF y ahora está abandonado, eso nos pasa”.

Para finalizar, Quinteros criticó a quienes opinan sin saber: “Me parece bárbaro que todo el mundo hable, pero a Comodoro le hacen falta hacedores. Uno puede hablar pero tiene que estar ahí, viendo cómo nos rompemos el lomo y sino los invito a que puedan ir a ver, para que todo el mundo quiera ir gratis. Yo soy un asiduo visitante del parque Saavedra y veo el trabajo y la preocupación de la comisión. El parque puede estar al servicio del afiliado, peor mucho más al servicio de la comunidad. Yo los llamo a la reflexión sobre los espacios que no existen más. Cuando hay instituciones que han hecho inversiones multimillonarias, hay que valorarlo”

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados