Curros

En Río Pico destituyeron al intendente Marcos Machado

El intendente de Río Pico, Marcos Machado, fue destituido por el Concejo Deliberante tras la tarea de la Comisión Investigadora que se conformó para determinar si hubo irregularidades en su gestión.

Jorge Solís, presidente del cuerpo, señaló que tras la notificación de la suspensión en su cargo a Machado, había un plazo de 30 días para tener un dictamen en el proceso que se le siguió por supuestas anomalías.

El informe declaró la situación “de gravedad”, y en consecuencia “al intendente se lo destituyó con causa, sin ninguna notificación del Superior Tribunal de Justicia de suspender el proceso”.

Sigue yendo

El titular del HCD indicó que el mandatario municipal no acató la resolución y sigue yendo al despacho municipal, aunque “se lo hace responsable de lo que ocurra administrativamente”.

La documentación de lo realizado por el Concejo, fue elevada al Superior, sede a la que Solís concurrió la semana pasada junto al asesor legal para hacer una presentación espontánea y voluntaria, acerca de lo actuado en 2017 y el presente año, para que sea ese órgano del Poder Judicial el que saque conclusiones, más aún cuando el juez de Esquel, José Colabelli, había dado lugar a una medida cautelar tramitada por Machado, por considerar que es un conflicto de poderes.

El STJ se debe expedir en el amparo presentado por el intendente, pero el presidente del Concejo confía en lo decidido. “Actuamos bajo la ley, y creemos en la autonomía de los municipios y los Concejos”.

Cosas claras

Solís afirmó que “para el cuerpo deliberativo las cosas están claras, y la cautelar tramitada por el intendente llegó una hora más tarde de realizada la sesión especial en la que fue suspendido. Son 400 fojas con pruebas reales, y trabajamos como marca la ley con los dos expedientes presentados en el Superior. Los delitos se comprobaron”.

A Machado se le adjudicó mal desempeño como funcionario público, transgrediendo ordenanzas y asignando fondos que ya tenían un destino específico, sin la autorización del Concejo. Solís recalcó que entre 2016 y 2018, hubo una malversación de fondos por más de $ 1 millón, y “esta es una prueba real y contundente”.

Pericias

Puntualizó que en la obra pública, en lo administrativo aparecen obras que se realizaron en lugares determinados pero los trabajos no están, y detectaron diferencias entre lo que se certificó y lo que se pagó por algunas obras; y uso de materiales distintos a los especificados, todo peritado.

Entre otras irregularidades, Machado imputó partidas con su única firma, sin la del secretario de Hacienda.

Solís admitió que desde lo legal el municipio de Río Pico está acéfalo, y de acuerdo a la Ley de Corporaciones Municipales, él tendría que asumir al frente del Ejecutivo. Primero se debe expedir el Superior Tribunal de Justicia por el amparo que presentó Machado.

 

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados