Rawson

Comenzó ciclo de capacitaciones para el personal de las Casas Tuteladas de Rawson

La Municipalidad de Rawson inició un ciclo de capacitaciones para los trabajadores que se desempeñan en las Casas Tuteladas con el objetivo de mejorar la atención integral y los cuidados específicos hacia los adultos mayores.

La secretaria de Familia, Vanesa Freeman, detalló que “son alrededor de 40 trabajadores de las Casas Tuteladas los que recibieron la primera capacitación de un ciclo que se extenderá por tres meses. La primera charla estuvo a cargo del médico Eduardo Masnatta, quien se desempeña en el Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del Área 16”.

Freeman explicó que “el ciclo de atención integral de los adultos mayores está pensado para todo el personal de las Casas Tuteladas, que incluye a los cuidadores, al personal de limpieza, el personal de enfermería y los profesionales del equipo técnico, que son una psicóloga social y un licenciado en Trabajo Social”.

El ciclo de capacitaciones organizado por la Secretaria de Familia se extenderá por tres meses. Los encuentros de formación se darán cada 15 días, los ejes principales serán el acceso a la salud, la inclusión social y los derechos de la tercera edad. Además, Freeman precisó que “se incluirán los emergentes del grupo. Nosotros realizaremos la articulación con distintos organismos. Haremos conexiones con ONG’s y establecimientos para abordar las líneas de trabajo”.

Una vez concluido los talleres el personal de las Casas Tuteladas tendrá herramientas y estrategias para el acompañamiento de los adultos mayores. El primer taller, a cargo del doctor Masnatta, se centró en los problemas de salud más prevalentes como artritis y artrosis, diabetes, alzheimer o demencia senil e hipertensión arterial.

Masnatta adelantó que en los próximos encuentros trabajará en cómo tratar adecuadamente los síntomas de la inmovilidad, la inestabilidad, la incontinencia, el déficit cognitivo y iatrogenia, que es un daño no intencionado que resulta de intervenciones diagnósticas o terapéuticas, que no implica error, falta ni negligencia. Si no, que se trata de una situación no deseable, pero posible como consecuencia de la atención sanitaria recibida y que puede tener consecuencias negativas. “La iatrogenia en el adulto mayor es frecuente principalmente porque son los principales consumidores de fármacos”, fundamentó.

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados