Cordillera

Planta de Residuos de Esquel: El CIEFAP presentó la caldera que convierte residuos forestales en energía

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Se presentó este miércoles en la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Esquel la Caldera a Chips de Biomasa del CIEFAP (Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico) que, permite la utilización de residuos forestales (de bosques comunales y poda urbana) para la generación de energía destinada a la calefacción. El acto fue encabezado por el Intendente Sergio Ongarato; la secretaria de Ciencia y Técnica de Chubut y presidenta del Concejo Directivo del Ciefap, Noelia Corvalán; y el Director Ejecutivo del Centro, Dr. José Daniel Lencinas.
Actualmente la caldera suministra agua caliente sanitaria y para calefacción en el salón comedor de la Planta a través de un sistema de radiadores. Participaron de la ceremonia el Intendente del Parque Nacional Los Alerces, Guardaparque Ariel Rodríguez; el Alcalde de Palena, Ricardo Soto Said, junto al director de la Secretaría de Planificación Comunal, Rodrigo Aguirre, y la encargada de Residuos Sólidos de la Provincia, Pamela Contreras; el Gerente General de Petrominera Chubut, José Luis Esperón. También los concejales Diego Austin y María Eugenia Estefanía; el secretario de Producción y Ambiente de Trevelin, Tomás Schinelli; el subsecretario de Bosques de Río Negro, Marcelo Perdomo, los secretarios de Producción y de Ambiente del Municipio de Esquel, Luciano Di Paolo y Daniel Hollman respectivamente; entre otros representantes del quehacer científico-tecnológico de la región.
En la apertura del acto Lencinas, expresó que “en el CIEFAP siempre vimos una oportunidad de desarrollo en torno al uso de la biomasa. En este sentido, y teniendo en cuenta el déficit energético que tiene nuestra región y las exigencias climáticas, nos ponen el desafío de poseer sistemas eficientes de generación de energía. Por este motivo, vemos en la biomasa como una plataforma más de desarrollo energético local”.
Por otro lado, Lencinas destacó la labor que está realizando el GIRSU de Esquel con el chipeo proveniente de la poda urbana de Esquel y enfatizó que “a partir de ahora, los chips que resultan de esta poda no son simple madera ni son un desecho, sino que son un biocombustible sólido. Este hecho es muy relevante, ya que resignifican nuestros residuos y se les otorga un valor al convertirlos en una fuente de energía renovable”. En este sentido afirmó, “hablo de biocombustibles sólidos para poner sobre relieve la necesidad que tenemos de asegurar la confiabilidad en la provisión y ser competitivos en los precios. Es por eso que junto a los prestadores de servicios privados del sector forestal debemos buscar sistemas eficientes de aprovechamiento y transportes de biomasa forestal para demostrar confiabilidad y calidad del biocombustible sólido. Está claro que existe la tecnología para reconvertir este material y hoy presentamos una de ellas con alto rendimiento energético y niveles de automatización”.

Aprovechamiento de los recursos forestales
Por su parte el intendente Ongarato, destacó “el trabajo en conjunto que se viene realizando con el CIEFAP, el área de Ciencia y Técnica de la Provincia, privados, y la Municipalidad a través de la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos y la Secretaría de Producción y Empleo, en torno al utilización de los recursos forestales. Entendemos que con los cambios que se vienen dando tenemos que hacer un aprovechamiento inteligente y racional de los mismos”.
En este sentido destacó la puesta en marcha de la Caldera a Chips en la Planta de Residuos y sostuvo que “el desarrollo de esta tecnología en la región sería algo muy importante. Tenemos el recurso que son los chips o astillas provenientes de los bosques comunales y de la poda urbana. Y gracias a la inteligencia de nuestros técnicos y a la tecnología que estamos trayendo se convierten en algo que tiene valor porque, utilizado como combustible produce energía para calefacción”.
En otro orden subrayó el intendente “las gestiones realizadas por el CIEFAP y también el gerente de la Planta de Residuos, Ing. Raúl Páez, quien por cuestiones de salud no pudo estar presente, porque han hecho posible que hoy podamos tener esta caldera a modo demostrativo. Esto nos sirve para mostrar que este tipo de generación de energía funciona y que en una región donde empieza a ser problemático abastecernos de gas, tenemos los recursos al alcance”.
Solamente “se requiere de la inteligencia que tenemos, generando puestos de trabajo y los mecanismos para que esta industria de generar energía a partir de residuos de la madera sea una realidad”.

Proceso de construcción social
Por su parte, la Lic. Noelia Corvalán Carro sostuvo que “esta línea de trabajo liderada por el CIEFAP – a través del proyecto estratégico Gestión Sustentable de Biomasa como Recurso Energético – marca un hito hoy al presentar la caldera en el GIRSU de Esquel, el cual es una experiencia piloto a escala real”. Asimismo, expresó que “se debe trabajar sobre los recursos locales, sobre el combustible a utilizar, al cual hay que certificarlo y tenemos que trabajar sobre el proceso social de adopción de esta tecnología”. Para finalizar, manifestó que “realmente lo que estamos viviendo hoy es el proceso de construcción social que está llevando adelante el CIEFAP, donde lo importante es la generación de conocimiento para una política energética local.”
Al retomar su alocución Lencinas agradeció el acompañamiento de todo el Consejo Directivo del CIEFAP en este proyecto y puso el foco en el impacto territorial de los proyectos estratégicos que lleva adelante el organismo desde el 2015 como una herramienta de innovación abierta, donde se combinan horas de ingeniería, logística territorial, el sector privado y el sector público, local, provincial, regional, nacional y hasta internacional. Resaltó el valor de mostrar iniciativas concretas como la caldera que resuelven problemáticas territoriales de todos los niveles socioeconómicos de la región.

Especificaciones de la caldera
Especificaciones de la Caldera a biomasa forestal para generación de energía térmica. Luego del exitoso desempeño de la Caldera a Chips Forestales en la Delegación del CIEFAP en la ciudad de San Carlos Bariloche, se decidió transportar la caldera a la ciudad de Esquel hasta fines de septiembre de este año para que el sector público y privado puedan conocer los beneficios de esta tecnología.
Actualmente la caldera suministra agua caliente sanitaria y para calefacción en el salón comedor de la Planta del GIRSU. Aproximadamente este edificio cuenta con 350 metros cuadrados cubiertos, distribuidos en su proyección en cocina, comedor, duchas y sanitarios. Los mismos se diseñaron para ser calefaccionados con energía proveniente de gas GLP. La adaptación del sistema de calefacción del edificio a la caldera de chips es a través de un simple bypass.
Cabe destacar que la caldera funciona como un banco de pruebas y estará accesible al público, constituyéndose en un centro de pruebas de producción de biocombustible sólido de base forestal y de demostración de esta tecnología.
Inicios de la Caldera a Chips Forestales
A partir de la sanción de la Ley Nacional 26.966 que constituyo al CIEFAP como el primer organismo Interjurisdiccional de carácter autárquico en ciencia y tecnología del país, el Centro comenzó a trabajar en proyectos estratégicos con impacto territorial, siendo uno de ellos la “Gestión Sustentable de Biomasa como Recurso Energético”, derivando por su impacto como spin off del proyecto estratégico, una nueva “Unidad de Biomasa” en CIEFAP.
Como primera actividad del proyecto estratégico, el CIEFAP trabajó sobre el diseño conceptual del sistema, y posteriormente realizó una licitación pública para la construcción. De este proceso resultó ganadora la empresa ISB Ingeniería de Montaña de Bariloche que tiene una subsidiaria en el tema de energía denominada Florestan Technology SA. A partir de la ingeniería conceptual del CIEFAP, Florestan Technology comienza a realizar aportes de mejora, logrando uno de los objetivos; que las empresas privadas se involucren al proyecto y aporten know how para poder tener un verdadero banco de pruebas para la biomasa local, pero desde su inicio, que represente a su vez una solución real a una problemática.
De este proceso, se seleccionó como proveedora de la caldera a la empresa Hargassner de Austria. La caldera está montada sobre un contenedor transportable que permite abastecerla de chips durante una semana y moverla a cualquier parte que se requiera, condicionado a que el lugar a calefaccionar cuente con sistema de radiadores. Posee alto nivel de automatización, lo que se traduce en confort para el usuario y aumento de la eficiencia de la calefacción.
Datos de referencia del sistema para generación de agua caliente: Calefacciona un edificio de 300 m2 con 12 personas de uso continuo. Potencia Nominal: 50KW. Rendimiento Térmico: aprox. 90%. Consumo: 14,7 kg/h de Chips de madera.
Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados