Puerto Madryn

Madryn: la planta desalinizadora producirá 1,5 millones de litros de agua potable por día

En forma de consorcio, Aluar y la Administración Portuaria de Puerto Madryn construirán una Planta Desalinizadora de Agua de Mar por Ósmosis Inversa que permitirá obtener 1.500 m3 por día de agua potable, un millón y medio de litros, usando agua de mar del Golfo Nuevo. La consumirá la APPM, que necesita 100 m3 por día, y la fábrica de aluminio, que necesita 1.400 por día, para consumo humano, sanitario y los procesos industriales.

El dato es del Informe Ambiental del proyecto, que el Ministerio de Ambiente difundió para su consulta pública, plazo que venció el lunes.

La planta se ubicará sobre una superficie de 80 hectáreas, al norte del encuentro del Muelle Storni con la costa. Hoy ese predio tiene uso industrial y está ocupado por las construcciones de calles, naves y playas de acopio de cargas de las actividades conexas a la operatoria del Muelle. Por ahora, la superficie asignada a la Planta está cubierta de vegetación. Se desmontarán, nivelarán y compactarán con suelo seleccionado unos 4.000 m2 de terreno. Se excavarán zanjas para colocar las 3 cámaras de captación de agua de mar. Una vez instaladas se cubrirán con grava y arena propia de la playa para no afectar su pendiente y aspecto.

Cada día la planta captará 3.530 m3 de agua de mar usando un pozo de bombeo en la zona intermareal sobre la playa. Se instalarán tres cámaras tubulares de 30 metros de largo cada una conectadas al pozo de bombeo.

El proceso deja un residuo conocido como “salmuera”. Se volcará en el Golfo Nuevo a través de una cañería soportada en los pilotes del Storni, avanzando unos 700 metros sobre el viaducto del Muelle. Irá a un punto donde la profundidad en bajamar es de 4 metros. Según el Informe, se verterán 2.020 m3 por día de salmuera sin impacto significativo sobre el medio marino. El residuo es básicamente agua con salinidad muy concentrada. Por tratarse de sales que retornarán al mar, dicho vuelco es “virtualmente insignificante” para el balance salino del Golfo.

El transporte de agua ya potable hasta la reserva de 5.800 m3 en la planta de Aluar será por una cañería que atravesará la ruta 1 aprovechando el túnel de acceso desde la aluminera al predio de la APPM.

La inversión estimada es de 3,9 millones de dólares: 1,7 millones serán para equipos tecnológicos y el resto para la obra civil y electromecánica. Se ocupará a 50 personas en la construcción y montaje, con un plazo de obra de 11 meses. En la etapa de operación la demanda de personal será de 2 técnicos químicos especializados. Las tareas las ejecutarán empresas radicadas en Madryn.

El requerimiento permanente de insumos, unas 100 toneladas anuales de productos químicos, y la necesidad de tareas de mantenimiento, agregarán demanda al movimiento económico de la región. El transporte y manipulación de esos químicos “presenta riesgos para los trabajadores expuestos”, admite el informe. Si bien la exposición a esos productos no es permanente y la regulación actual es estricta en cuanto a medidas tecnológicas y de protección personal, “es un riesgo a considerar en las medidas de prevención y mitigación”.

Según la conclusión del informe, la planta “no presenta aspectos que generen impactos ambientales negativos significativos y hace factible obtener agua potable en Puerto Madryn de fuentes alternativas a la del río Chubut para uso industrial, de forma que no se advierten objeciones o barreras ambientales que impidan avanzar”.

La vida útil de las instalaciones se estimó en 20 años y diez años para su tecnología. Pero como el agua potable es “un insumo crítico” para Aluar y la APPM, el mantenimiento y la actualización tecnológica de las instalaciones extenderá su vida útil en varias décadas, dado que la planta “deberá suministrar en forma segura y día tras día un caudal de 1.500 m3 por día de agua potable”.

El informe conjetura que además del mantenimiento regular en el mediano plazo, unos 10 años, la planta recibirá inversiones para actualizar su tecnología. “Es decir que en un horizonte lejano de 30 o más años seguirá operando, de modo que no resulta práctico proponer en esta instancia programas de restitución del área, planes de monitoreo o usos del suelo al concluir la vida útil”.

El mantenimiento sistemático tiene por objetivo lograr un flujo constante de producción de agua potable de 62,5 m3 por hora. A la planta ingresarán 147 m3 de agua de mar por hora.

Los elementos de la planta se distribuyeron acortando los tramos de bombeo de agua cruda, salmuera y agua potable y así reducir el consumo de energía. Se redujo todo lo posible la distancia entre el punto de captación del mar y la planta –explica el informe- para controlar el riesgo de bio-incrustaciones, fenómeno típico en el interior de las cañerías que transportan agua de mar.

Para tender cañerías y cables de energía se excavarán 5.000 metros de zanjas, sin afectar la circulación de la ruta 1 ya que para atravesarla se usará el túnel que vincula el predio de la APPM con Aluar.

Como la empresa y el organismo dejarán de usar el agua de la red pública, el volumen que utilizaban se liberará para abastecer a Madryn. El consumo diario promedio de agua potable en la ciudad es de 37.000 m3. El funcionamiento de la planta aportará gratis para consumo público el 4,1 % del ingreso promedio de agua potable a la ciudad. Con dicho volumen y ante una crisis en el suministro desde el río Chubut como la de abril de 2017, se pueden abastecer 14 litros por día por habitante de Madryn. La ciudad tendrá un aporte de agua potable segura un 4 % mayor para paliar crisis hídricas, sin costos de inversión ni operación para Servicoop ni los vecinos.

El informe explica que el suministro seguro de agua potable contribuye a sostener las actividades de la APPM y Aluar. “Las actividades económicas de Madryn y sus vecinos contarán con conocimientos y experiencia respecto de una tecnología, la ósmosis inversa, que asegura a la ciudad el suministro de agua potable, insumo crítico para el desarrollo de la ciudad”.

La constructora del proyecto es INFA SA. Una vez puesta en marcha la planta, será de Aluar toda la responsabilidad por la gestión de los aspectos ambientales y de higiene y seguridad.

 

 

 

Diario Jornada

Dejanos tus comentarios

Comentarios cerrados